Primeras imágenes de las amputaciones a ladrones en Malí

Los yihadistas que dominan el norte del país aplicaron la sharia a cinco supuestos delincuentes

Primeras imágenes de supuestos ladrones a los que los islamistas que dominan el norte de Malí han amputado manos y pies. El Movimiento por la Unidad del Yihad en África del Oeste, que desde junio controla la región de Gao, volvió a aplicar la 'sharia' el pasado 10 de septiembre. Las fotos de las víctimas, tomadas en un hospital de la ciudad de Gao, muestran sus extremidades cortadas.

La brutalidad con la que los yihadistas castigan a quienes infringen la ley islámica es habitual en la zona. El pasado mes de julio, una pareja fue lapidada por tener dos hijos sin estar casados. En agosto, un supuesto ladrón sufrió la amputación de su mano derecha. Además, decenas de personas han sido castigadas con latigazos por beber alcohol o fumar.

 "Lo que les hemos hecho nos lo ha mandado Dios; los pecados de esta gente han sido borrados", ha manifestado un yihadista sobre estas últimas amputaciones. Un portavoz de la milicia, explicó que la 'sharia' establece un doble castigo para quienes han cometido los delitos de robo y atraco, de manera que "la sentencia por el robo es el corte de una mano" y "por el atraco es el corte de la pierna contraria". Un tribunal islámico validó la condena poco después de ser detenidos.

En el hospital de Gao, los médicos han afirmado que el centro había advertido a los yihadistas de que ningún trabajador sanitario participaría en las amputaciones. "Les dijimos que no era nuestra responsabilidad responder a este tipo de cosas".

El presidente de Malí, Dioncounda Traoré ha pedido ayuda a la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste para retomar el control del norte, en manos ahora de estos movimientos islamistas. El 26 de septiembre, una cumbre en Nueva York por iniciativa de Francia, abordará la situación en Malí y las posibilidades de una intervención militar.

Uno de los ladrones con su mano derecha y su pie izquierdo amputados. / AFP

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...