Predicador estadounidense sostiene que las mujeres que “gritan el nombre de Dios durante el sexo” deberían ir a prisión

El doctor John Hagee, fundador y pastor principal de la Iglesia Cornerstone en San Antonio, Texas, considera un grave pecado el hecho de invocar a la divinidad durante la actividad sexual.

«No hay pero forma de invocar en vano en nombre del Señor, que la que de las mujeres cuando lo nombran durante el sexo», dijo Hagee en entrevista con el sitio noticioso Newslo.

«Es una de las más sucias, pecaminosas y despectivas formas que se me ocurren de utilizar el nombre del señor. Si de mí dependiera, todas las mujeres y jovencitas que lo hacen, irían a parar a la cárcel», agregó, acumulando como sostén de su argumento algunas citas bíblicas sobre el asunto.

Hagee dijo que aunque ese pecado podía parecer materia menuda en comparación con otros más graves, llamó a sus feligreses a ocuparse del tema, asegurando que la minimización de los malos comportamientos «es precisamente el problema».

«En este mundo donde los crímenes nos rodean, una simple blasfemia no recibe la atención que debería», expresó el religioso, añadiendo que «en los tiempos de hoy, ves gente pecar donde sea que mires».

El pastor no ofreció detalles sobre cómo se realizarían los juicios a las mujeres que cometieran ese pecado, ni de qué sucedería con los hombres que incurrieran e la sacrílega mención.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...