Políticos mexicanos encomiendan a Dios el control de sus Gobiernos

La alcaldesa de Monterrey, la última en sumarse a esta moda, ofrece la ciudad a Jesucristo «La clase política acude a las bendiciones para legitimarse», señala un sociólogo

“Yo, Margarita Alicia Arellanes Cervantes, entrego la ciudad de Monterrey, Nuevo León, a nuestro señor Jesucristo para que su reino de paz y bendición sea establecido. Abro las puertas de este municipio a Dios como la máxima autoridad”. Con estas palabras, la alcaldesa de una de las capitales industriales más pujantes de México y América Latina, además de la tercera zona metropolitana más poblada del país con cuatro millones de habitantes, cedía este sábado a la autoridad celestial el cuidado y la responsabilidad sobre la violencia y los problemas que afronta la urbe. En la proclamación simbólica, con un auditorio entregado, Arellanes (militantes del derechista PAN) pronuncia un discurso de más de siete minutos repleto de referencias bíblicas.

Alcaldesa Monterrey entrega ciudad a Jesuscristo

Archivos de imagen relacionados

  • Alcaldesa Monterrey entrega ciudad a Jesuscristo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...