Podemos pide a Munilla que «abra su mente» a teólogas feministas

Las candidatas al Senado por Podemos Euskadi en las próximas elecciones generales Miren Gorrotxategi y Pilar Garrido han manifestado su «desacuerdo radical» con las palabras del Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, sobre la «ideología de género» y han pedido al prelado donostiarra que «abra su mente» a teólogas feministas para dejar de ser «portavoz del pensamiento más retrógrado».

En un comunicado, Gorrotxategi y Garridose han referido de este modo a las afirmaciones de Munilla en su homilía con motivo de la Festividad de la Virgen en las que sostenía que «la ideología de género no es sino una metástasis del marxismo», la cual «ha sido diseñada para confrontarse con la familia y con la misma concepción natural del hombre».

Las representantes de Podemos han incidido en que «no existe una ideología de género» porque «el género no representa una categoría ideológica». «Al adoptar una perspectiva de género, atendemos al modo en que los seres humanos se construyen e interrelacionan como tipos femeninos y masculinos, como consecuencia de un proceso que no es natural, sino histórico y social», han asegurado.

Además, han apuntado que «más allá de las diferencias entre varón y hembra, lasexualidad misma representa una diferencia también construida culturalmente«, al tiempo que han afirmado que esta perspectiva permite «comprender mejor las realidades de desigualdad que, como sociedad, estamos obligados a combatir».

En su opinión, al adoptarla, los poderes públicos «están en mejores condiciones para generar políticas que contribuyan a mejorar esa realidad y a prevenir la violencia que en ella surge y se cronifica«. «La perspectiva de género salva vidas», han subrayado.

Las candidatas de Podemos han defendido la «libertad para que las personas tomen en sus manos las riendas de sus vidas» y que estas «no se vean condicionadas por roles y expectativas sociales que, lejos de ser ‘naturales’, responden a los dictados de un poder que la Iglesia históricamente ha ejercido, y que sus elementos más recalcitrantes se resisten a perder».

De este modo, han destacado que, «afortunadamente», existen desde la propia Iglesia «otras miradas que adoptan la perspectiva de género para empoderar a las personas deconstruyendo las relaciones de poder», entre las que han citado las aportaciones de las teólogas feministas Mercedes Navarro, Lucía Ramón o Marisa Noriega, que «representan aire fresco frente al integrismo, ayudan a hacer comunidad y construyen ciudadanía consciente y responsable». «Si el obispo de San Sebastián fuera capaz de abrir a ellas su mente y su corazón, acaso dejara de erigirse en portavoz del pensamiento más retrógrado», han concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...