Piden sanciones por consagraciones al arriesgar estado laico

Los Gobernadores, Alcaldes y otras autoridades que han encabezado actos de consagración de las entidades que gobiernan al Sagrado Corazón de Jesús, ponen en riesgo la democracia al violar el Estado laico, advirtieron especialistas.

Coincidieron en que el País requiere leyes que sancionen a quienes violen los principios de laicidad.

"Es una regresión a una situación que es contraria a la democracia. El respeto a la laicidad del Estado es el legado más importante que nos dejaron los liberales del Siglo 19, a quienes les costó mucho trabajo lograr que se superara la intolerancia religiosa y que obviamente es contraria a cualquier democracia. Es fundamental preservar al Estado laico porque sin Estado laico no puede haber democracia", dijo la historiadora Patricia Galeana, titular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

Ayer, REFORMA publicó que los actuales Gobernadores de Chihuahua, Veracruz y Campeche así como los ex Mandatarios de Chiapas y Yucatán han acudido a ceremonias católicas de consagración. Mientras que los Gobernadores de Guerrero y Sonora mandaron a representantes.

Además, al menos 11 Alcaldes, así como diputados locales, jueces y militares han participado en los actos religiosos, impulsados por John Rick Miller, fundador de la Misión por el Amor de Dios en Todo el Mundo.

Felipe Gaytán, especialista en asuntos religiosos, indicó que en el País hace falta una legislación que sancione estas conductas.

"Falta una reglamentación más precisa y sobre todo una parte que sancione porque hasta ahora sólo tenemos una legislación que exhorta, que no llega a sancionar. Una sanción no significa una cacería de brujas, simplemente implica decir estos son los límites; tiene que ser preventiva más que punitiva. Gobernación es la principal responsable como encargada de la política interior", indicó Gaytán, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y coordinador de Investigación de la Universidad La Salle.

De acuerdo con los especialistas, este tipo de comportamientos se ha registrado desde la llegada del PAN al poder.

"Esta regresión se dio desde los últimos 12 años. Es evidente que el PAN tiene una ideología afin a la Iglesia católica desde su nacimiento. En estos últimos 12 años se ha dado un fuerte neoconservadurismo y se avivaron este tipo de actitudes contrarias al Estado laico", consideró Patricia Galeana.

"Vicente Fox dijo que era cristero. Encabezó uno de sus actos con un cristo en la mano y cuando vino el Papa, siendo el jefe del Estado mexicano, que según la Constitución es un Estado laico, se arrodilló y besó el anillo pontificio; hizo una serie de actos que violaban el Estado laico mexicano. Se han seguido produciendo actos semejantes a otra escala", agregó.

Muchos políticos creen, sostuvo, que invocando a Dios o juntándose con obispos o pastores se les va a transferir la legitimidad que éstos tienen ante sus creyentes.

"Esa es la gran crisis de la política. Piensan que esto les va a atraer más votos o mayor simpatía. Es un oportunismo político muy ramplón", añadió.

Los expertos advirtieron que este tipo de conductas también pueden originar actitudes intolerantes y causar conflictos entre la población.

"Estas actitudes rompen la armonía entre la ciudadanía, rompen la actitud de neutralidad que debe tener una autoridad y se exacerban actitudes intolerantes hacía quienes no profesan esa misma religión o no tienen ninguna. Un funcionario público tiene que tener un respeto por las normas que nos rigen, porque es la autoridad que está poniendo el ejemplo a toda la ciudadanía", dijo Galeana.

Descarta CEM atentado a laicidad

El secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Eugenio Andrés Lira Rugarcía, sostuvo que la participación de Gobernadores y Alcaldes en la consagración de sus estados o ciudades al Sagrado Corazón de Jesús, no vulnera el Estado laico.

No obstante, señaló que las autoridades deben analizar cada caso para ver si se ha infringido alguna ley.

"Me parece que no se ha afectado el Estado laico, porque México sigue siendo un país laico; es decir, un país en el que el Estado no profesa o asume alguna religión como propia, como oficial.

"Estado laico significa que nuestro Estado no es confesional, sino en el que se respetan las diferentes creencias religiosas y diferentes formas de pensar siempre y cuando no constituyan alguna forma delictiva de vida o de asociación. En el sentido profundo de un Estado laico no se ve atentado", externó.

El también Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Puebla manifestó que en un Estado laico y democrático debe haber una libre participación de las personas en diversos eventos, incluidos los religiosos.

En el caso de los funcionarios públicos que asistan a actos religiosos, consideró que éstos no deben de tomar la palabra para "evitar confusiones".

"Lo importante es que en estos eventos cada uno ejerza el papel que le corresponde para evitar confusiones. Cuando haya participación de un funcionario público, por ejemplo, en alguna celebración (religiosa) lo indicado, lo mejor sería, para evitar confusiones, el que no tomara la palabra", dijo.

Señaló que en Estados laicos modernos, como Francia o Estados Unidos, no hay ninguna problemática con la participación de funcionarios en este tipo de actos.

"A veces aquí hacemos las cosas más grandes cuando hay una participación, sin embargo, creo esta participación debe ser poder participar en las celebraciones sin tomar la palabra, creo que sería lo más indicado.

"Tenemos que seguir avanzando en la comprensión de lo que significa un Estado laico y también en lo que es el ejercicio de un derecho fundamental de la persona que es la libertad religiosa. Creo que como País podemos seguir avanzando", indicó.

consagracion Chihuahua 2013

El Gobernador de Chihuahua consagra el Estado al Corazón de Jesús y María hace unos meses.

Archivos de imagen relacionados

  • consagracion Chihuahua 2013
  • consagracion Chihuahua 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...