Pederoclastia, exposición en el Círculo de Arte de Toledo

El Círculo de Arte de Toledo presenta en su sede, la antigua capilla de la Inquisición transformada en centro cultural, y hasta el 15 de agosto, la instalación PEDEROCLASTIA del artista Fernando Barredo de Valenzuela, conocido en el espectro artístico como Loc, y que es coordinador de Toledo Laica. Se trata de una composición tridimensional, de carácter escenográfico, que denuncia la atroz pederastia practicada, consentida, encubierta y hasta premiada en el seno de la Iglesia Católica de la que, en el caso español, no se ve más que la punta del iceberg, dado que la institución eclesiástica sigue ocultando la lista de casos denunciados ante su jerarquía y que, para colmo, aun sumando cifras apabullantes no representará ni la tercer parte de violaciones de niños perpetradas por parte de clérigos en nuestro país, teniendo en cuenta la imposibilidad de los testimonios de las víctimas de menos de cinco años, de las amnesias por síndrome de estrés postraumático a todas las edades, de los bloqueos psicológicos, la presión familiar y social, las amenazas del clero implicado, la vergüenza y sensación de culpabilidad inducidas por los violadores especializados durante decenios, etc.

Loc avisa de que esta instalación no arremete contra todos los sacerdotes, sino sólo contra los que han abusado sexualmente de niños y niñas, o les han violado vilmente mientras sus prelados les han encubierto, limitándose a cambiarles de parroquias cada vez que ha estallado un escándalo, con lo que se les brinda la ocasión, siempre aprovechada, de seguir violando niños en otras zonas:

“Esta exposición denuncia la abyecta pederastia de los miles de ‘socerdotes’ que han violado a niños y niñas en la más absoluta impunidad, y a los obispos, cardenales y papas que han hecho lo mismo o lo han encubierto sistemáticamente, institucionalizando semejante aberración con silencio sepulcral y abuso de posición dominante gracias al franquista concordato España-Vaticano que tanto prometen derogar políticos como Pedro Sánchez o Pablo Iglesias cuando están en precampaña electoral, y tanto olvidan luego poner en sus programas electorales para no tener que cumplirlo. España está dominada por una mafia católica que controla las cúpulas de todos los partidos, incluso los que se identifican con la izquierda, y sólo la reacción del pueblo podrá acabar con el poder que tienen sobre la política, la legislación, la justicia, la fiscalía y la abogacía del Estado, la  banca, el ejército, etc. hasta el punto de que estos canallas han podido destrozar miles y miles de vidas humanas sin pasar por la cárcel, esa a la que los jueces envían en España a cualquier hambriento que roba una gallina mientras desde todas las instituciones del Estado desvían centenares de millones de euros los políticos que trabajan para las multinacionales, el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, los Neocatecomunales, los Neocaraduras, etc, y se destinan cantidades ingentes de dinero a la Iglesia Católica desde cientos de ayuntamientos, diputaciones provinciales y gobiernos regionales  que se suman a los miles de millones que pillan los curas a través de la declaración de la renta y del maldito concordato.

Actualmente, la Iglesia Católica española es una garrapata aún más grande que el perro Estado del que sigue chupando sin parar, y en el que sus clérigos ejercen derecho de pernada sobre los niños de sus feligresías, cual auténticos señores feudales, sin que ni el resto de cristianos decentes ni la sociedad en general reaccione contra ello con la contundencia debida. Son los artistas y demás intelectuales los que tienen que romper el silencio y dar ejemplo de rebeldía”.

Loc distingue, por tanto, a los sacerdotes de los “socerdotes” que violan niños y a sus encubridores, siendo éstos los denunciados en su instalación en la que la figura principal es un “obispóptero” de seis brazos, lujosamente encamado y rodeado de niños objeto de su lujuria y su maldad. El artista piensa que todos son una lacra en lo político-económico, por los privilegios que tienen, si bien la exposición se centra en la pederastia cuasi institucionalizada en la Iglesia Católica, que nunca podría haberse perpetrado sin el poder que por ello ostentan.

Mientras la intervención del artista se circunscribe a la parte del escenario de la sala, cualquier persona podrá participar durante el mes de julio con sus opiniones escritas o con dibujos, fotografías, recortes de prensa, etc, siempre que los envíen o entreguen directamente en el Círculo de Arte de Toledo en cartulina 25 x 25 cm o inferior a estas medidas, con nombre y apellidos; se descartarán los anónimos. La organización se encargará de pegar las aportaciones a cartones que se incrustarán en los huecos de los seis retablos de acero de 300 x 300 cm de su sede, dando con ello cabida en la exposición tanto a apoyos como a críticas.

Fernando Barredo es coordinador de Toledo Laica

La exposión estará abierta hasta el 15 de agosto, todos los días de 17 a 19 horas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...