Otro paciente gay interpuso hace un año una queja contra la doctora de Jaén

La Consejería de Salud, que no dio credibilidad a la primera denuncia, asegura no tener constancia de esta segunda reclamación contra la médica que le dijo a un paciente que la homosexualidad tiene cura

Dolores Cámara, la médica de cabecera de Jaén que ha sido denunciada por recomendar a un joven gay que su homosexualidad se puede curar, acumularía, al menos, la reclamación de otro paciente (también gay), que asegura que sufrió un trato vejatorio por parte de esta doctora. Así lo aseguró a Andalucesdiario.es el propio joven, que prefiere no desvelar su identidad. Fue el propio paciente el que se puso en contacto con la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) Arco Iris, después de conocer el caso de David Cámara y así poder aportar su testimonio y sumarse a la denuncia.

Desde la propia consejería y desde la delegación de la Junta en Jaén aseguran que “no hay constancia” de que esta profesional sanitaria acumule más reclamaciones ni quejas, salvo la interpuesta por David Cámara. Desde el departamento que dirige María Jesús Montero también detallan que la doctora se encuentra “muy afectada” por este caso.

La queja (de la que este paciente pidió ayer una copia a la Delegación de Salud al no conservar la copia) fue puesta el año pasado, después de que la doctora llamara “loco” a este joven, según explicó Gonzalo Serrano, presidente de Arco Iris, que ayer se trasladó a Jaén para mantener una reunión con ambos jóvenes. Según este nuevo testimonio, la doctora le llegó a decir “que como tenía esa barba y era tan masculino podía superar la homosexualidad”, detalló Serrano, que ayer pidió a la delegada de Salud de la Junta de Andalucía en Jaén, María Ángeles Jiménez, “una rectificación” ante lo que consideró una “postura indecente”.

Serrano se refiere a la nota enviada el lunes pasado por la Consejería de Salud, en la que se aseguraba que la denuncia de David Cámara “carece de fundamento” porque  “en ningún caso esta profesional valora la homosexualidad como una enfermedad”.

La presidenta de la asociación de ámbito nacional Defensor del Paciente, Carmen Flores, reconoció a este periódico que la solución de este caso “es complicada” porque “se trata de la palabra de la doctora contra la del paciente”, aunque criticó que “siempre que sucede algo así la administración se pone de parte del médico”. Flores cree que la consejería no puede intentar zanjar una denuncia de este tipo “solo con escuchar a la doctora” ya que el profesional sanitario “ante un caso en el que incluso puede llegar a ser inhabilitado siempre va a negarlo”. Flores pidió a la Consejería Salud que “deben entender que alguien no se inventa una cosa así” por lo que  “tienen que averiguar a qué tipo de profesional están defendiendo”.

OTRA PACIENTE: “NOTÉ PREJUICIOS MORALES”

Otra mujer de Jaén, que prefiere salvaguardar su identidad por razones de intimidad, aseguró a Andalucesdiario.es que notó “prejuicios morales y juicios de valor” cuando “hace tres o cuatro años” acudió a la consulta de esta doctora. “Fui porque tenía una regla dolorosa, para que me diera cita con el ginecólogo. Al decirle que no estaba casada me dijo que las relaciones sexuales tienen que ser con alguien muy especial”. Según este testimonio, la doctora le “cuestionó” su estado civil. “Incluso se ofreció a presentarme a alguien”.

David Cámara

El denunciante por homofobia, David Cámara.// DIARIO DE JAÉN

Archivos de imagen relacionados

  • David_Camara
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...