Organizaciones islámicas, divididas ante un censo de imanes en España

Las principales organizaciones islámicas están divididas ante la próxima creación de un censo de ministros de culto del país, incluidos los imanes de las mezquitas, que están preparando el Ministerio de Justicia y la Comisión Islámica de España y mostraron sus dudas ante la posibilidad de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado puedan ejercer un control de ese listado.

En declaraciones a Servimedia, los presidentes de la Junta Islámica de España y de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, Isabel Romero y Mounir Benjelloun, respectivamente, mostraron sus discrepancias sobre este asunto, que ha suscitado un debate de interés público a raíz de los atentados de Barcelona y Cambrils, que supuestamente fueron liderados y planeados por el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty.

La presidenta de la Junta Islámica de España, Isabel Romero, se mostró a favor de la creación y vigilancia policial de un registro de imanes. A su juicio, esto no chocaría con la ley española de libertad religiosa, sino «todo lo contrario», puesto que supondría «una garantía para la seguridad personal de los imanes, para sus derechos y por supuesto también para la comunidad».

«No me parece que haya ningún inconveniente», argumentó Romero, que explicó que permitiéndolo «se podría evitar con más facilidad que haya gente que esté haciendo prácticas que no tienen que ver con el islam».

Además, mandó un mensaje de tranquilidad al afirmar que «no es habitual» que se lancen mensajes radicales en las mezquitas, ya que «en España hay más de 1.400 comunidades legalmente inscritas y, en general, todo el mundo coopera con las fuerzas de seguridad del Estado porque es evidente que esto nos afecta a todos».

«NO QUEREMOS ESTAR EN EL OJO DEL HURACÁN»

Sin embargo, el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), Mounir Benjelloun, criticó que supondría un «problema» que las autoridades pudieran realizar algún tipo de control sobre este registro.

«No queremos ninguna injerencia, ni estar en el ojo del huracán de todo el mundo por el hecho de que alguien haya pasado por un falso imán», en alusión a Abdelbaki es Satty, fallecido en la explosión de una vivienda de Alcanar (Tarragona) donde los terroristas de Barcelona y Cambrils preparaban explosivos para otros atentados.

«Las fuerzas de seguridad tienen que hacer su trabajo sin presionar ni someter a toda una comunidad y poner a dos millones de personas en el punto de mira», manifestó Benjelloun, que hizo hincapié en que «tenemos que defender la libertad religiosa y la libertad de culto».

«No tenemos por qué sentirnos perseguidos», defendió el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, que remarcó que si se abre esa puerta las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «estarían violando los derechos de intimidad y de libertad de las personas».

«EL CENSO ES ABSURDO»

Al respecto de la idea de elaborar un censo, Benjelloun destacó que «es una medida absurda», puesto que «lo que va a hacer es decirnos cuantas personas hay dirigiendo la mezquita y cuantas no hay», pero, a su juicio, «eso no significa nada» y no soluciona el problema del radicalismo.

«La situación de hoy es fruto de lo que ha invertido el Gobierno español», denunció este representante, que añadió que «no se puede pedir ahora mismo resultados de algo en lo que el Gobierno español ha invertido cero euros» e incidió en que «al islam y a los musulmanes en las mezquitas se les está dejando a su suerte».

En su opinión, «si realmente queremos controlar el mensaje y el discurso de los imanes tenemos que tener los mismos derechos que la Iglesia Católica», por lo que aseguró que «mientras no haya financiación de esas mezquitas y de esos imanes no se solucionará nada».

Por el contrario, Romero sí se mostró a favor de realizar ese censo para «garantizar una regulación legal de su posición» y porque, según ella, «es bueno tener un mapa identificativo de las figuras que llevan y asumen parte del liderazgo religioso».

«Todo lo que se haga para regular esa figura, desde su formación hasta criterios de selección, nos parece que es adecuado y que hay que hacerlo», concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...