OCI estudia la situación de la minoría musulmana en Myanmar

La Organización de Cooperación Islámica (OCI) ha solicitado una reunión extraordinaria para el próximo 5 de agosto en la sede de la misma, situada en la ciudad saudí de Yedá (Jeddah), donde se tratará a nivel del Comité Ejecutivo la situación de la minoría musulmana en Myanmar.

Al respecto, los Estados miembros de dicha organización dieron la bienvenida después de que la OCI emitiera el 15 de julio de 2012 una declaración sobre la matanza de la población musulmana de Birmania, en la cual solicitó al Gobierno de Naipyidó "tratar a sus ciudadanos por igual".

Está previsto que el secretario general de la Unión de Arakan Rohinga (la minoría musulmana del país surasiático), Seyed Vaqar al-Din, se persone en esta cita.

Dicha Unión, que representa la minoría de Rohinga, nació en el mes de mayo de 2011 y cuanta con la participación de 25 organizaciones no gubernamentales.

En este sentido, el secretario general de la OCI, Ekmeledin Ihsanoglu, ha informado que su entidad tiene programado mantener otra reunión consultiva en la capital de Malasia, Kuala Lumpur, donde va a reunir a veinte organizaciones no gubernamentales para estudiar los desafíos que dificultan la tarea de las organizaciones de ayuda humanitaria respecto a los musulmanes miamenses desalojados.

Los musulmanes de Myanmar, cuya cifra según los datos dados a conocer por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llegan a 800.000, no son reconocidos como una minoría religiosa por el Gobierno central. Las autoridades del país surasiático alegan que los musulmanes de Rohingya son inmigrantes indocumentados, pese a que han vivido durante generaciones en ese país.

Ante esta situación, Irán se considera como el primer país que se pronunció ante el comportamiento inhumano contra los musulmanes residentes en Myanmar y llamó la atención de otros países al respecto.

Tanto es así que, durante un acto de protesta, los estudiantes iraníes han lamentado este martes el silencio internacional sobre la masacre de los musulmanes de etnia Rohingya en Myanmar, pidiendo una firme postura ante las atrocidades perpetradas contra la comunidad musulmana en este Estado surasiático.

Desde junio, centenares de personas de esta minoría religiosa han sido asesinadas y decenas de miles se han desplazado al oeste del país a causa de la ola de violencia sistemática que se inflige contra la minoría musulmana del grupo étnico Rohingya.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...