Ocho detenidos y 11 heridos en la marcha laica

Los organizadores denuncian que la escasa presencia policial en Sol impidió evitar el enfrentamiento entre manifestantes y peregrinos

La marcha laica, que ha congregado a miles de personas en el centro de la capital de España, ha terminado con enfrentamientos en la zona de la Puerta del Sol entre manifestantes y agentes antidisturbios, que se han saldado con seis detenidos y once heridos leves, entre ellos dos policías nacionales.

Uno de los agentes atendidos por sanitarios del Samur-Protección Civil ha tenido que ser trasladado con un corte en una mano a un hospital, además de una mujer con una contusión en una rodilla, según datos de las 23.30 horas facilitados a EFE por un portavoz de Emergencias Madrid.

Altercados en Sol
La cabecera de la marcha, que arrancó a las 19.30 horas de la plaza de Tirso de Molina, ha terminado en torno a las 22.00 horas en el mismo lugar, como estaba previsto, mientras comenzaban los altercados en la Puerta del Sol.

Botes y alguna botella de cristal contra los agentes
Los disturbios se han originado cuando un grupo de manifestantes que seguían en Sol ha lanzado botes de bebida y alguna botella de cristal a los agentes antidisturbios delante de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Fue entonces cuando los agentes han cargado y han desalojado la mitad de la plaza inicialmente y, posteriormente, toda la Puerta del Sol, expulsando a los manifestantes hacia las calles adyacentes, al mismo tiempo que la estación de Metro y Cercanías Renfe era cerrada.

“No a la violencia”
Muchos manifestantes han conminado a los otros con gritos a no lanzar objetos y han coreado con las manos en alto: “Éstas son nuestras armas. No a la violencia”. Esto no ha evitado que continuaran las escaramuzas, que han terminado con al menos seis detenidos personas detenidas.

Gritos contra la visita del Papa
Durante el recorrido, principalmente al pasar por Sol, los manifestantes y grupos de peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) han cruzado gritos en contra y a favor de la visita del Papa, que llega este jueves.

Gritos a favor y en contra de Benedicto XVI
La Policía Nacional ha tenido que formar un cordón para separar a unos de otros y evitar incidentes mayores. “Iros a misa” y “Vuestro Papa es un nazi” han sido algunas de las increpaciones de los manifestantes, frente a vivas para Benedicto XVI con que respondían los peregrinos.

Europa Laica denuncia “falta de previsión”
Francisco Delgado, presidente de Europa Laica, una de las organizaciones convocantes, ha opinado que los gritos entre chicos de ideología distinta es algo “normal” si se queda en eso y no hay violencia. Sin embargo, ha acusado a la Delegación del Gobierno de “falta de previsión” y al Ayuntamiento de Madrid de “no querer colaborar” para permitir el tránsito de la manifestación.

“No había las suficientes fuerzas de seguridad en Sol para facilitar con un pasillo el paso de la manifestación”, según Delgado, ya que la marcha se ha topado con grupos de peregrinos.

Escandalosa, la contribución del Estado
El manifiesto leído al término de la manifestación en Tirso de Molina considera “escandalosa” la contribución del Gobierno con “25 millones de euros” y la de otras administraciones a la organización de la JMJ, en lo que consideran una “desviación de recursos públicos para fines privados”.

“La marcha estaba convocada por Europa Laica, Redes Cristianas y Asociación de Ateos y Librepensadores, entre 150 asociaciones izquierdistas, ecologistas, sindicales, feministas, de homosexuales y algunas asambleas locales del 15-M.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...