Obispo de Iglesia Episcopal aboga por la libertad y la igualdad religiosa, pero no con el Estado laico

El obispo Julio César Holguín, de la Iglesia Episcopal Dominicana, afirmó ayer que el borrador de la reforma constitucional debería medir a todas las iglesias con equidad y establecer que haya igualdad religiosa, de modo que todas tengan los mismos derechos, deberes y subvenciones para el trabajo social.

Con lo que Holguín nunca estaría de acuerdo, sin embargo, es con que se declare un Estado laico. Cree que de hacerlo empeoraría la desintegración social que existe en el país.

"Este es un país de fuertes raíces cristianas y cuando se habla de un Estado laico se habla también de que se dejaría de enseñar la fe cristiana y otra fe en las escuelas. Sin embargo, con la situación de violencia que se vive en la República Dominicana, la delincuencia, yo diría que se corre el riesgo de que se incremente más".

Continuando con la reforma constitucional, el prelado entiende que de ese proceso debe salir la unificación de las elecciones. De esta forma, entiende, el país dejaría de vivir constantemente en una campaña electoral.

"Es una pena que la cultura política de la República Dominicana nos haya llevado a que prácticamente el año entero, cada año, estemos en política; salimos de un proceso electoral y entramos en el otro, de manera que ojalá que con los cambios que se están proponiendo en la Constitución de la República se podrían dejar más espaciadas las elecciones, eliminando las de medio término para que se unan con las presidenciales".

En caso de que esto se lograra, afirma Holguín, tanto la ciudadanía como el gobierno podrían concentrarse en trabajar para conseguir el desarrollo de la Nación. Volviendo con el tema original, el obispo indicó  que es necesario que las iglesias continúen incidiendo en el proceso de formación de los ciudadanos desde su infancia hacia la vida adulta. De no hacerlo, la desintegración social será aún mayor.

El que esto suceda, tomando en cuenta el auge que ha experimentado la violencia, será muy peligroso. "Es una situación preocupante. En la República Dominicana prácticamente se ha perdido la tranquilidad. La violencia cada vez se incrementa más y parecería que las autoridades, que deberían mantener el control, están perdiendo ese control".

Después de afirmar que las autoridades deben dedicar una mayor concentración a la prevención, Holguín dijo que deben buscar mecanismos para superar el problema.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...