Obama dice que la prohibición del matrimonio gay es inconstitucional

El presidente se pronuncia así sobre los dos casos que estudiará el Tribunal Supremo en relación con el matrimonio homosexual

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio este jueves un paso más en su apoyo a las uniones entre personas del mismo sexo, al presentar un sumario que pide al Tribunal Supremo que revoque una ley al respecto en California. Según el documento enviado a la corte, la decisión conocida como Proposición 8 y que en 2008 ilegalizó el matrimonio homosexual en aquel Estado es "inconstitucional”.

El Departamento de Justicia estadounidense ha presentado este sumario en apoyo a los denunciantes de un caso que el pasado otoño se abrió camino hasta la máxima instancia judicial del país. El Tribunal Supremo debe decidir además sobre la constitucionalidad de la Ley de Defensa del Matrimonio, conocida como DOMA, y que desde 1996 prohíbe el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo a nivel federal.

La Administración también envió la semana pasada a la corte sus argumentos en el caso contra DOMA, por lo que Obama se convierte en el primer presidente que pide al Tribunal Supremo que se pronuncie a favor de los derechos de los homosexuales. El entonces candidato a la reelección afirmó en mayo de 2012 que el matrimonio entre parejas del mismo sexo “deben ser legal”, convirtiéndose en el primer candidato presidencial hacer públicamente tal afirmación. En su discurso inaugural el pasado mes de enero, el presidente afirmó además que el viaje hacia la igualdad "no habrá terminado hasta que no se respeten los derechos de gais y lesbianas".

El fiscal general, Eric Holder, emitió este jueves un comunicado en el que vincula la lucha por el matrimonio homosexual con la de los derechos civiles y contra la discriminación. Según Holder, el sumario enviado al Tribunal Supremo “reivindica el ideal constitucional de trato igualitario ante la ley” para todos los ciudadanos. El fiscal añade además que los dos casos que estudiará la corte este año -las primeras audiencias se celebran a finales de marzo- “no sólo son importantes para los miles de ciudadanos a los que se está negando sus derechos bajo la ley, sino para toda la nación”.

El documento presentado por la Administración argumenta que la Proposición 8 viola el derecho a la igualdad de los ciudadanos. De acuerdo con el Departamento de Justicia, los residentes en varios Estados como California, que han legalizado las uniones entre personas del mismo sexo, pueden disfrutar de los mismos beneficios fiscales -o en casos de adopciones, asistencia médica, cobertura sanitaria compartida, etc.- pero la relación nunca es sancionada como “matrimonio”.

Nueve Estados, junto con el Distrito de Columbia, han legalizado estas uniones en los últimos años. Sin embargo, ninguna de ellas está reconocida a nivel federal por la ley DOMA. Obama también ha presentado un recurso pidiendo a los nueve jueces de la corte Suprema que revoquen esta legislación, una normativa que el Departamento de Justicia dejó de defender en los tribunales en 2011.

Aquella decisión se convirtió en uno de los primeros pasos del presidente a favor de la igualdad de gais y lesbianas, seguida después de la eliminación de la norma 'Don’t Ask, Don’t Tell' -no preguntes, no lo cuentes- que permitió expulsar a miembros del Ejército por confesar su homosexualidad, y de su apoyo a las uniones entre personas del mismo sexo el año pasado.

Los dos casos que estudiará el Tribunal Supremo -contra DOMA y contra la Proposición 8- suponen la primera oportunidad para eliminar las barreras legislativas hacia la igualdad de los homosexuales. Sin embargo, los expertos apuntan a que la corte, cuya sentencia será anunciada en el mes de junio, podría revocar estas dos leyes sin legalizar aún el matrimonio gay a nivel federal, ya que esa responsabilidad recaería en el Congreso o en cada uno de los Estados de la Unión.

Archivos de imagen relacionados

  • Obama presidente USA
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...