Nueva Constitución de Ecuador incorpora a Dios y protección de la vida desde la concepción

La nueva Constitución de Ecuador incorporará el nombre de Dios y garantizará la vida desde la concepción, según un comunicado difundido hoy por el grupo oficialista de Acuerdo País, que agrupa a 80 de los 130 asambleístas de la Constituyente que redacta una nueva Carta Magna.

La nota también señala que el Estado, sin precisar si se hará en el texto constitucional, "fortalecerá a las familias como núcleo de la sociedad" y "el matrimonio se mantendrá como la unión de un hombre y una mujer", aunque se reconocerá la "unión libre" y "no se discriminará a nadie por su orientación sexual".

El escrito se ha difundido tras una reunión, celebrada ayer en la ciudad costera de Manta, del bloque de asambleístas de Acuerdo País con el presidente del país y líder de la agrupación, Rafael Correa, para tratar esas tres cuestiones, sobre las que hay serias diferencias entre distintas facciones.

"El preámbulo de la Constitución incorporará de manera ecuménica el nombre de Dios y las diversas formas de religiosidad, espiritualidad y creencias de los ecuatorianos", recalca la nota de Acuerdo País.

Pese a la mención de Dios, se mantendrá un "respeto absoluto e irrestricto a todas las convicciones" y también el "carácter laico del Estado, como garantía de libertad e independencia de la organización de la sociedad frente a las convicciones religiosas".

Además, la Carta Magna que se redacta en Montecristi, una pequeña ciudad de la provincia costera de Manabí, "garantizará la vida y la reconocerá y protegerá en todas sus etapas, incluido el cuidado y la protección desde la concepción".

Con esta nota, los asambleístas de Acuerdo País pretenden zanjar las diferencias mostradas públicamente por algunos de ellos y aseguran que impulsan "unitariamente esta posición, en el marco de respeto a las convicciones personales".

La asambleísta Betty Amores, de Acuerdo País, afirmó la semana pasada que sus compañeras de bloque Diana Acosta y Rosanna Queirolo, que participan en una campaña por la mención de Dios y la prohibición del aborto y el matrimonio homosexual en la Carta Magna, "deberían renunciar".

También la semana pasada, el vicepresidente de la Constituyente, Fernando Cordero, asimismo de Acuerdo País, dijo a Efe que Dios, la despenalización del aborto y el matrimonio entre homosexuales no debían ser incluidos en la nueva Carta Magna, porque no son temas constitucionales.

Correa, católico practicante, ha señalado que cree que la Constitución debe ser laica y sin referencia a Dios, se ha mostrado contra el matrimonio homosexual, aunque reconociendo la unión libre, y ha asegurado que votará en contra de la nueva Carta Magna si admite la despenalización del aborto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...