Musulmanes protestan contra el fallo sobre la división de la mezquita de Ayodhya

Clérigos y líderes musulmanes se han manifestado este viernes en varios lugares de India en contra del fallo que emitió este jueves un tribunal del estado de Uttar Pradesh, en el norte de India, que obliga a dividir entre hindúes y musulmanes el lugar de la localidad de Ayodhya donde se ubicaba una mezquita del siglo XVI que fue destruida en 1992.

El veredicto adjudica dos terceras partes del terreno a los hindúes –un tercio para un grupo hindú y otro tercio para otro– y una tercera parte a los musulmanes y permite a los hindúes mantener en el lugar un templo improvisado que han levantado. La mezquita del siglo XVI fue derribada en 1992 por una multitud de hindúes, unos hechos que desencadenaron unos graves disturbios que se saldaron con la muerte de unas 2.000 personas.

La resolución judicial se ha asumido con tranquilidad en toda India pese a que se temía que pudiese provocar disturbios entre grupos religiosos, motivo por el cual había miles de policías desplegados en las ciudades de Lucknow y Hyderabad, donde hay una cantidad significativa de musulmanes.

APELACIÓN

Pero Shahi Imam Bukhari, director de la Mezquita de Jama –en Delhi–, una de las más grandes del país, rechazó el fallo. "Si no conseguimos nuestros derechos, nunca podremos caminar con la cabeza alta en este país", dijo mientras miles de musulmanes gritaban "Allahu Ajbar" (Dios es grande) después de la oración del viernes.

"Es nuestra responsabilidad mantener la paz, pero no nos desmoronaremos, no podemos desmoronarnos. Si el Tribunal Supremo respalda la decisión del Alto Tribunal, instaré a todos los musulmanes a considerar la cuestión con gran seriedad y preocupación", añadió.

En las zonas donde la mayoría de la población es musulmana no hubo protestas, en parte porque la gente ha preferido no elevar la tensión en un país donde los musulmanes representan sólo un 13 por ciento de la población, formada por unos 1.200 millones de personas. Varias organizaciones musulmanas explicaron que su reacción ha sido moderada porque esperan poder apelar la sentencia en el Supremo y reconstruir la mezquita.

Para el principal líder musulmán de línea dura de la región de Cachemira, Syed Ali Shah Geelai, el veredicto "hace daño a los musulmanes de todo el mundo". "Convertir una mezquita en un templo o en cualquier otra cosa es intolerable para la comunidad musulmana", declaró a los medios de comunicación.

Hindúes y musulmanes llevan más de un siglo discutiendo sobre la historia de la mezquita de Babri. Los primeros aseguran que se situaba en el lugar donde nació su dios Rama y que se construyó después de que un invasor musulmán echase abajo un templo hindú en el siglo XVI.

En India, un país oficialmente laico, los musulmanes son una de las comunidades más pobres. Desde que India se independizó en 1947 y entonces nació Pakistán, se han producido enfrentamientos periódicos entre hindúes y musulmanes, como cuando unas 2.500 personas, la mayoría musulmanes, fueron matados a hachazos o quemados en 2002 en el estado de Gujarat.

Los musulmanes ocupan en India menos de un 7 por ciento de los puestos de funcionario, representan sólo un 5 por ciento de los trabajadores del sector del ferrocarril y son solamente 30.000 del total de 1.300.000 militares que integran el Ejército.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...