Multa de 6.200 euros al Obispado de Canarias por discriminar a las mujeres en una selección de profesores en tres institutos diocesanos

El Gobierno de Canarias, a través del Servicio Canario de Empleo, ha sancionado al Obispado de la Diócesis de Canarias con una multa de 6.251 euros por primar a los hombres en un proceso de selección de profesorado en tres institutos de Gran Canaria entre 2014 y 2017 para cubrir plazas vacantes.

Según informa La Provincia y ha ratificado el sindicato STEC, denunciante del caso, en la convocatoria se recogía de forma expresa que se puntuaría «a favor» del género masculino en los institutos diocesanos de Santa Catalina, Santa Isabel de Hungría y Nuestra Señora del Pilar.

Empleo ha rechazado las alegaciones del Obispado, que planteaba tener una distribución equitativa de profesores y profesoras y alertaba de la «feminización» del sector, lo que puede «impactar negativamente» en los niños por la falta de referencias masculinas.

Así, sostiene que la oferta de empleo es inconstitucional al dar prioridad a un sexo sobre el otro y que el Obispado ha cometido una infracción muy grave.

Desde el STEC-IC se congratulan de esta sanción impuesta al Obispado de Canarias y anuncian que seguirán trabajando por evitar cualquier tipo de discriminación de genero o de cualquier otro tipo en el ámbito de la acción sindical.


NOTA DEL STEC-IC

El Gobierno canario ha sancionado a la Diócesis de Gran Canaria con una multa de 6.251 euros por haber primado a los hombres, con la consiguiente discriminación de las mujeres, en los procesos de selección del profesorado que se convocaron entre los años 2014 y 2017 para cubrir plazas vacantes en los institutos diocesanos de Santa Catalina, Santa Isabel de Hungría y nuestra Señora del Pilar. La sanción se produce a raíz de las denuncias presentadas en octubre de 2017 por el STEC-IC (6-10-2017),

El Gobierno de Canarias ha dado la razón al STEC-IC respecto a las denuncias presentadas aunque la sanción se limita a los años 2014-2017 pese a que la situación de supuesta discriminación se remonta, como también denunció el STEC-IC (18-09-2017), al menos al año 2010. En octubre de 2017, desde esta organización se denunciaron los graves hechos ahora sancionados por el Gobierno de Canarias, a la Fiscalía Provincial de Las Palmas, al Instituto de Igualdad de Canarias, a la Inspección de Trabajo y a la Seguridad Social así como a la propia Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Las denuncias presentadas obligaron a la Dióciesis de Canarias a modificar su política de discriminación (13-09-2017) hacia las mujeres en las contrataciones de personal docente.

Desde el STEC-IC nos congratulamos de esta sanción impuesta al Obispado de Canarias, anunciando que seguiremos trabajando por evitar cualquier tipo de discriminación de genero o de cualquier otro tipo en el ámbito de nuestra acción sindical.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...