Muertos sin oraciones

Un cura ha llenado los nichos del cementerio de pasquines en los que se avisa de que no habrá oraciones para los que no estén al tanto de los pagos

Un cura de Beniparrell, en Valencia, que al parecer lleva una vida poco acorde con los hábitos que cabría suponerle (algo más común de lo que se cree) se ha puesto farruco y ha llenado los nichos del cementerio local de pasquines en los que se avisa de que los muertos de las familias que no estén al tanto de los pagos correspondientes se quedarán sin las oraciones de rigor a fin de que alcancen por fin el tránsito de sus desperdigadas almas hacia las alegrías del cielo. Parece que ese sublime, eterno y tal vez algo tedioso destino se valora en unos diez euros por cabeza, quiero decir por alma en pena todavía, como máximo y según el plazo del impago, y Dios sin enterarse. Igual es que el Altísimo está muy ocupado en merodear entre pucheros debido a la crisis. Uno creía que esa dramática decisión tenía lugar en el momento mismo de la muerte, pero se ve que hay tanto cura en el limbo que ese lugar de paso está sujeto también a las crisis monetarias. Alguna autoridad eclesiástica ya ha manifestado que todos los cristianos muertos tienen derecho a las oraciones salvadoras, pero no si elevarán sus preces hasta los pobres muertos de Beniparrell por cuenta del Consell.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...