Moraleda: «El Gobierno no puede hacer más caso al catecismo que al programa»

Fernando Moraleda ha respondido a las insinuaciones del Papa sobre las acciones políticas que el pontífice reprueba. El portavoz del Gobierno ha señalado que el Ejecutivo "no puede hacer más caso al catecismo que al programa". Defendió la no obligatoriedad de la asignatura de religión y la autofinanciación de la Iglesia porque "la Constitución Española de 1978 recoge que el Estado español es aconfesional".

El secretario de Estado de Comunicación, que asistió en Alcázar de San Juan a un acto con motivo de los dos años de gobierno socialista, se refirió, a preguntas de los periodistas, a las palabras de Benedicto XVI ante el embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, respecto a la enseñanza de la religión "como contemplan los acuerdos Iglesia-Estado".

Fernando Moraleda dijo que el Gobierno "no puede hacer más caso al catecismo que al programa", en respuesta a la petición del Papa de que la enseñanza de la religión católica se imparta "en condiciones equiparables" a las otras asignaturas.

El secretario de Estado de Comunicación reiteró la postura del Gobierno de respeto a la Iglesia, "como viene siendo habitual", y también del pensamiento del Gobierno que "tiene que atender un programa y no puede atender el catecismo".

El Ejecutivo tiene que realizar su actuación para el conjunto de los ciudadanos, para los que profesan una fe y para los que no, y ser respetuoso con la Constitución y sus valores, entre los que figura que nuestro Estado es aconfesional.

No obstante, Moraleda subrayó que el Ejecutivo "garantiza a todos aquellos niños que quieran estudiar religión, que lo hagan, pero nunca lo impondría a aquellos que no lo quieran, como nunca impondremos a los ciudadanos una guerra que no quieren ni un estado de las autonomías que no desean, y por eso dejamos que se expresen y decimos que este es el Gobierno de los ciudadanos".

Tipos de familia

Sobre la defensa que hizo el Papa de la familia basada en el matrimonio entre hombre y mujer, indicó que  El Gobierno gobierna para todos y no les pregunta antes por su condición para luego gobernar en función de la respuesta y sí en función de las necesidades.

Aludió, sobre todo, a "La aspiración de libertad que nos inspira el que una persona, por su orientación sexual, tenga que sufrir algún tipo de menoscabo de sus derechos….Ni el Gobierno va a decir qué es lo que tienen que hacer los ciudadanos con su vida ni tampoco con su fe porque sólo pretende que cada cual pueda explicarlo sin imponerlo al otro."

Financiación

Respecto a la financiación de la Iglesia, Moraleda dijo que "No tiene sentido que el Estado financie a la Iglesia Católica. Tiene la responsabilidad de buscar mecanismos de autofinanciación".

Afirmó que "el Gobierno está trabajando junto con la Iglesia para que en las declaraciones del Impuesto de la Renta de la Personas Físicas (IRPF) los contribuyentes puedan, mediante una casilla concreta, poder destinarle una cantidad monetaria, para poder sostener su actividad. Pero carece de sentido que el Estado financie a la Iglesia, porque la Constitución Española de 1978 recoge que el Estado español es aconfesional y por ello el Gobierno debe respetar todas las opiniones y confesiones".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...