Monseñor Bambarén pide la castración física de los violadores de niños

El expresidente de la Conferencia Episcopal peruana y obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén, pidió ayer penas más rigurosas para los violadores de niños, como la castración física, al comentar el caso de una menor de 12 años de esa localidad que se salvó de ser ultrajada por su propio padre gracias a una cámara escondida colocada por su progenitora.

“Lamento la violencia que se comete contra menores sin que la justicia intervenga con dureza. Esta clase de delitos merece la castración física para que no vuelvan a cometerse atrocidades similares, pues la castración química es recuperable”, expresó el prelado.

Mons. Bambarén opinó además que, debido a que la pena de muerte ha sido prácticamente eliminada a nivel internacional y es muy difícil que se implante en el país, es conveniente un régimen penitenciario más riguroso y sin beneficios.

“Si seguimos la enseñanza de Jesús, debería haber pena de muerte para los violadores de niños. Aunque no soy partidario de eso, pero soy fiel a sus enseñanzas. La cadena perpetua sí es una opción, pero en celdas individuales, totalmente incomunicadas”, manifestó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...