Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Mientras la Iglesia ostenta propiedades millonarias, el papa Francisco hablaba de la propiedad privada como “un derecho secundario”

El patrimonio parcial, y que puede ser rastreado, se calcula en 2 billones de dólares, repartidos en depósitos bancarios y propiedades en Italia y el resto del mundo.

“El dinero y el poder ensucian”, dijo Francisco en 2016 a 226 obispos de la Conferencia Episcopal Italiana. Y pidió que el clero abandonara las propiedades materiales no dedicadas al culto. 

El papa Francisco reiteraba en la Conferencia Internacional del Trabajo, celebrada a mediados de junio en Ginebra, su visión sobre la propiedad privada. Dijo que es “un derecho secundario” y sostuvo que es más importante “el destino universal de los bienes”.

Pero Francisco encabeza, como obispo de Roma y vicario de Cristo en la Tierra, un emporio económico millonario en dólares. El patrimonio parcial de la Iglesia, y que puede ser rastreado, se calcula en 2 billones de dólares, repartidos en depósitos bancarios y propiedades en Italia y el resto del mundo.

En el Vaticano opera, desde su fundación en 1942, un banco propiedad de la Iglesia que hace unos años declaraba 8 mil millones de dólares en activos. Lo maneja el Instituto para las Obras de Religión (IOR) y es el banco que se vio ligado en los años 70 y 80 al escándalo financiero que sacudió a Italia y al Vaticano, que vinculó a la iglesia con la mafia y la secta masónica Propaganda Due y terminó con quien era el financista de la Iglesia Católica colgado de un puente de Londres, sin que se sepa hasta hoy si fue asesinado o se suicidó.

La Santa Sede mantiene un depósito en oro en la Reserva Federal de Estados Unidos, participa como accionista en muchas empresas estadounidenses y administra también depósitos de oro y de dinero en efectivo en Suiza e Inglaterra. Capital y propiedades son manejadas por dos institutos operativos del Vaticano: uno de ellos es el de Evangelización de los Pueblos, conocido como “Propaganda Fide”, con una espléndida sede que se alza en Roma al costado de la Piazza Spagna, y que es dueño a su vez de 957 departamentos romanos valuados en unos 9 mil millones de euros; el segundo instituto es el de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA), dueño de cerca de 5 mil propiedades.

Todos los años, el Vaticano recibe una importante suma de dinero, en 2016 fueron mil millones de euros, equivalente al 8 por mil del impuesto a las ganancias que el 80 por ciento de los italianos deriva al sostén del culto religioso y sólo una tercera parte es destinada a la caridad.

Propiedades vaticanas

Distintas investigaciones cifran en varios miles de millones de euros el patrimonio inmobiliario de la Santa Sede en varios países europeos. Nunzio Galantino, Presidente de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA), asegura que las propiedades de la Santa Sede son en su mayoría fruto de inversiones realizadas desde hace más de un siglo.

El año 1870 marca el final de los Estados pontificios, anexados al reino de Italia. Seis décadas después, en 1929, se crea el Estado de la Ciudad del Vaticano (44 hectáreas) en virtud de los Pactos de Letrán. Tras la caída de los Estados Pontificios, Pío XI decide invertir en Italia y en el extranjero en ladrillo “para asegurar la libertad y la independencia de la Iglesia”

El Vaticano es propietario de inmuebles en prestigiosos barrios de París, Londres y Ginebra y de innumerables bienes en Roma, un patrimonio valorado en miles de millones de dólares, fuente de independencia pero también de muchos escándalos.

En el corazón de París – Boulevard Saint-Michel, barrio del Odeón o Campos Elíseos – los servicios del obispado administran desde hace tiempo 737 bienes inmobiliarios (cerca de 56.000 m2) valorados en 595,5 millones de euros (721,6 millones de dólares).

En Suiza, en particular en Ginebra y Lausana, 140 bienes (más de 16.000m2) están evaluados en más de 91 millones de euros (110,2 millones de dólares).Becciu_2271682823_14937618_660x371

Cardenal Becciu

Y en Londres – desde Saint James Square, Kensington o New Bond Street- 27 inmuebles (4.600 m2) están valorados en 108,5 millones de euros (131,4 millones de dólares).

Se trata, especialmente, de la compra venta de un edificio de lujo en Sloane Avenue (Londres), con dinero del Óbolo de San Pedro, precipitó la caída del cardenal Becciu que será procesado en julio, por el Vaticano por malversación de fondos, abuso de poder y soborno, junto a otras nueve personas.

Otro conjunto londinense de cinco apartamentos de lujo lo administra el fondo de inversiones Centurion Global Fund, con sede en Malta. Centurion Global Fund, es el fondo de inversión internacional que la Secretaría de Estado usa para desarrollar una parte de la actividad económica de la Santa Sede: Juguetes, películas, gafas, agua, gas, luz, construcción.. la actividad de inversión del Vaticano, aparentemente, apuesta por todo tipo de mercados.

Una de las curiosidades más llamativas acerca de las finanzas del Vaticano tiene que ver con la cinematografía. Más de cuatro millones de euros han sido destinados para la producción de películas como Men In Black o el reciente film dedicado a la figura de Elton John, Rocketman, película sobre el cantante homosexual Elton John, que ha provocado críticas, el bochorno del Vaticano y procesos en justicia.. A través de la financiera Centurion, Enrico Crasso ha conseguido recoger unos 70 millones de euros para diferentes tipos de inversiones: acciones, inmuebles y otros fondos de inversión. Con 6 millones de euros, Centurion ha adquirido al 25% de las acciones de Italia Indipendent, la sociedad de Lapo Elkann, empresario y nieto de Gianni Agnelli, el conocido propietario de la casa FIAT. Con otros 4,7 millones de euros Centurion también ha invertido en el sector del agua. El mayor desembolso ha sido de 16 millones de euros, invertidos en el sector de la construcción.

El papa Francisco acaba de centralizar en las manos de Apsa las propiedades londinenses adquiridas por la poderosa Secretaría de Estado (administración central) a través de circuitos opacos y de intermediarios italianos avaros. El papa pidió “la retirada lo antes posible” de estas inversiones o al menos “eliminar el riesgo de que empañe la reputación” de la Iglesia.

En Roma

Cien millones de euros sólo en alquiler

En Roma, la iglesia posee edificios enteros que fueron construidos en dos calles que convergen directamente en la plaza de San Pedro, como la célebre Via della Conciliazione.

En Italia, la Apsa alquila 2.400 apartamentos y 600 comercios y oficinas italianas, que proporcionaron 99 millones de euros en 2019 (120 millones de dólares) a las arcas vaticanas.

De los 1,6 millones de metros cuadrados, 15% están en el mercado libre de alquiler y 30% sometidos a alquileres subvencionados en particular a empleados y jubilados. El 55% restante están ocupados por instituciones vaticanas o son prestados gratuitamente a escuelas o universidades.

El objetivo es mejorar “el rendimiento de los activos inmobiliarios”, asegura el jefe de Apsa, que reconoce que algunos apartamentos están vacíos y deteriorados tras décadas de ocupación.

En este contexto, Monseñor Galantino se confiesa incapaz de valorar el patrimonio italiano y su totalidad. Un dato totalmente obsoleto figura en las cuentas financieras, reconoce un experto del Vaticano.

Por ejemplo, la Basílica de San Pedro está valorada en un euro simbólico, al igual que los palacios administrativos o los prestados gratuitamente a universidades. Ello no obsta para que la Santa Sede cuente con un patrimonio valorado en varios miles de millones de dólares.

Centenares de apartamentos están administrados por un ministerio que comprende las actividades misioneras, patrimonio adicional evaluado en “3.000-4.000 millones” por el diario económico Il Sole 24 Ore, que concluye que las propiedades en el mercado de alquiler podrían alcanzar los 6.000 millones de euros (7.271 millones de dólares).

¡Y Apsa todavía está realizando el inventario de sus bienes italianos!

Fuentes

Religión Digital

Infobae

Público

Clarín

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share