Mato: «La falta de varón no es un problema médico»

La ministra sigue haciendo `méritos´ en Igualdad: deja fuera de los tratamientos de reproducción asistida a las solteras y lesbianas

La decisión del Ministerio de Sanidad de limitar el acceso a los tratamientos de reproducción asistida a los problemas de infertilidad limita las posibilidades de las mujeres solteras o lesbianas a este servicio en la Sanidad pública. La nueva medida edulcora la propuesta inicial expresa de Ana Mato de reservar estos tratamientos únicamente para las parejas heterosexuales, pero no ha dado satisfacción al colectivo gay. Este martes, la Federación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) advirtió que la recurrirá ante la Justicia. La ministra ha hecho gala de su falta de sensibilidad, al ser preguntada tras el Consejo Interterritorial de Salud, que no cree que “la falta de varón sea un problema médico”, cuando es evidente que se pone trabas a las mujeres sin pareja masculina beneficiarse de esa posibilidad.

 Algunas comunidades se niegan a seguir las directrices de Sanidad
Algunas comunidades autónomas han expresado su rechazo al requisito de esterilidad. Es el caso de Andalucía, Asturias, País Vasco y Canarias. También del colectivo gay, al entender que deja fuera de la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles, pero que necesitan de estos tratamientos para poder ser madres. Las comunidades en desacuerdo, tal y como han anunciado sus consejeros, seguirán manteniendo los criterios que tienen establecidos hasta ahora para las mujeres que se sometan a tratamientos de fertilidad.

El colectivo gay pide una reunión con Mato
La Federación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y GALEHI, la asociación que agrupa a madres y padres homosexuales y sus familias, que han protestado este martes ante el Ministerio de Sanidad, han presentado una carta en el registro del Ministerio, en la que han pedido a Mato una reunión a la mayor brevedad posible, y han anunciado que recurrirán la medida en los tribunales.

Una medida excluyente
Representantes del colectivo gay han explicado que el hecho de que el tratamiento de fertilidad dependa de un diagnóstico de esterilidad “deja técnicamente fuera de consideración a estas mujeres” y es una medida “injusta, excluyente y discriminatoria” y, además, “no promueve la maternidad y no está acorde con los principios de la Constitución”.

 Se veta la posibilidad a solteras y lesbianas sin recursos
En opinión del colectivo gay, la decisión de Sanidad “no atiende a la salud de las personas, sino a su derecho a tener descendencia biológica si existe una pareja varón, y es una medida totalmente sexista, porque el derecho de una mujer no puede depender nunca del varón que tenga o no a su lado”. Además, considera que se trata de una “discriminación social” y “económica”, ya que las mujeres que puedan pagar los elevados costes de una clínica privada tendrán derecho a la maternidad, mientras que las solteras y lesbianas sin recursos no podrán acceder a ello.

Se discrimina a las mujeres mayores de 40 años
El acuerdo, al que la ministra solo se ha referido al ser preguntada por los periodistas en la rueda de prensa tras el Consejo, incluye también como requisitos para acceder a los tratamientos de reproducción asistida, además de ser estéril, no tener más de 40 años en el caso de la mujer y de 55 para los hombres.

Mato se justifica por su propuesta inicial
La ministra ha explicado que en el texto de la propuesta se introducía, en un principio, el término de pareja pero que ha habido un problema de interpretación -”no sé si intencionado o malintencionado”, ha dicho-, y que, por ello, se ha sustituido finalmente por el de persona. La ministra ha dicho que de
lo que se trata es de que cualquier mujer o su pareja, si tienen problemas de fertilidad, puedan acceder a esos servicios.

Mato ha asegurado que con esta medida no se modifica el decreto de 2006 que establecía que la reproducción asistida solo se financiaba públicamente cuando hubiera un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida, y ha subrayado que “cualquier mujer que tenga un problema para tener un hijo, apreciado por un médico, tendrá acceso a la financiación pública de la reproducción asistida”.

Ana Mato ministra Sanidad PP

Archivos de imagen relacionados

  • Ana Mato ministra Sanidad PP
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...