Marruecos tendrá mujeres imames

El rol de las mujeres imán (guía religioso), será el de orientación y sensibilización de la comunidad de creyentes musulmanes en diferentes ámbitos, de la prisión a la fábrica pasando por el Internet o la televisión, ya sea enseñando el Corán o impartiendo cursos de alfabetización.

El objetivo es que las mujeres desempeñen un rol clave dentro del culto, fundamentalmente entre las propias féminas y entre los más jóvenes. Se ha advertido que no podrán dirigir la oración, tarea esta exclusivamente masculina en Islam.

Con esta medida se busca hacer justicia para con la condición femenina, confiando en lo positivo de su contribución y en su participación activa en la sociedad, así como el de su uso para corregir toda suerte de derivas extremistas dentro del campo religioso. Cada vez más mujeres buscan reformar el Islam desde el interior y esto es lo que pretende aprovechar precisamente el ministerio del Habous marroquí.

Según Amina, militante del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD), en la época del Profeta Mahoma no existía la separación entre hombres y mujeres en la mezquitas, jugando estas un papel destacado en cuanto a la transmisión del saber, desde el aprendizaje de los hadith (hechos del Profeta) hasta la interpretación o la propia caligrafía.

LUCHA CONTRA EL INTEGRISMO

Bajo los auspicios de Mohamed VI, el ministerio del Habous puso desde 2003 en marcha, tras el ataque terrorista de Casablanca, un plan de medidas para atajar la amenaza del integrismo islámico y del salafismo combatiente en el país magrebí.

Entre algunas otras medidas, erigió un Consejo Superior de los Ulemas (autoridades religiosas), a cuya cabeza se situó el propio monarca, el Amir al Mouminin (comendador de los creyentes), y que ha comenzado a imponer una cierta homogeneización en cuanto a los contenidos y las enseñanzas coránicas, tratando de evitar la fragmentación y la desinformación de la comunidad de fieles, consideradas estas como las causas fundamentales de las derivas intolerantes que desembocaron en la masacre casablanquesa.

El objetivo es evitar cualquier tipo de derivas ajenas a la tradición religiosa marroquí, caracterizada por la tolerancia y la moderación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...