Mapa chileno de los delitos de abuso sexual y de conciencia cometidos en entornos eclesiásticos.

Este mapa es realizado por les sobrevivientes que integran esta red.

Recibe actualizaciones periódicas. La última corresponde al 16/01/2020.

Contiene las denuncias públicas contra religiosos y laicos de delitos cometidos en entornos eclesiásticos. Se mencionan sacerdotes, diáconos, catequistas, laicos, monjas, hermanos y hermanas, consagrados y consagradas, obispos y cardenales. Se incluyen también los que han sido señalados como encubridores de dichos delitos.

Esta actualización contiene más de 310 entradas (50 nuevas respecto de agosto de 2019) con similar número de delincuentes denunciados.

Estadísticas globales:

  • 2 cardenales
  • 7 obispos
  • 44 autoridades: canciller, director de colegio, director de hogar, director de seminario, vicarios, superiores,…
  • 3 capellanes
  • 166 sacerdotes, párrocos
  • 15 diáconos
  • 58 hermanos, hermanas, consagrados y consagradas
  • 15 laicos, profesores, catequistas

Órdenes religiosas mencionadas (denuncias):

  • Asuncionistas (1)
  • Barnabita (2)
  • Capuchinos (3)
  • Carmelitas descalzos (1)
  • Claretianos (2)
  • Clérigos de San Viator (1)
  • Compañía de Jesús (24)
  • Escolapios (1)
  • De la Preciosísima Sangre (3)
  • De los Misioneros de San Francisco de Sales (2)
  • Don Orione (1)
  • Franciscanos (9)
  • Hermanas de la Providencia (1)
  • Hermanos Maristas (26)
  • Legionarios de Cristo (3)
  • Redentoristas (1)
  • María Auxiliadora (2)
  • Marianistas (1)
  • Mercedarias Francesas (2)
  • Mercedarios (3)
  • Misionero en el Verbo Divino (1)
  • Para la Vida Consagrada (1)
  • Opus Dei (1)
  • Orden de la Madre de Dios (Leonardinos) (1)
  • Orden de la Merced (1)
  • Orden Cisterciense (1)
  • Sagrados Corazones (4)
  • Salesianos (27)
  • Schoenstatt (6)
  • Siervos de la Caridad – Fundación de la Obra don Guanella (5)
  • Sociedad Misionera de San Columbano (4)
  • Ursulinas (2)

Destacamos:

Se suman más denuncias correspondientes a delitos cometidos la última década.

Los años e incluso décadas de impunidad entre la primer denuncia recibida por la Iglesia y alguna acción concreta de cuidado o protección.

Los traslados sin causa aparente dentro del país y fuera del mismo de los delincuentes tras las primeras denuncias.

Infinidad de casos se cruzan, no sólo dentro de una misma congregación sino también entre ellas y con los religiosos territoriales dependientes de obispados, parroquias, etc.

La mayoría de los laicos denunciados son ex religiosos, tuvieron formación de seminaristas o fueron postulantes.

Las posiciones de poder territorial o estructural son apreciadas por estos delincuentes.

Las fuentes de los datos son los propios testimonios de les sobrevivientes, las notas de prensa (linkeadas en cada entrada del mapa) con denuncias sobre este tipo de delitos perpetrados en territorio chileno, la información entregada por el Ministerio Público (último reporte), la Iglesia Católica y nuestros compañeros de BishopAccountability.

Este material está incompleto. El atroz secretismo que mantiene la Iglesia Católica en todo el mundo hace muy difícil reunir toda la información necesaria.

Al mirarlo te invitamos a recordar que sólo entre el 4 y 6 % de estos delitos se denuncia, que 4 de cada 12 víctimas logrará hablar con alguien de confianza, y que las otras 8 nunca le dirán a nadie, y arrastrarán de por vida las secuelas del ataque hasta morir en silencio.

Durante su presentación en abril de 2019 en el Museo de la Memoria leímos un mensaje a toda la sociedad.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...