Maciel deja fideicomiso en Las Bahamas para hijos

Norma y José, dos de los seis presuntos hijos de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, heredaron un fideicomiso que se encuentra en una cuenta en Las Bahamas de Cititrust Limited.

Así lo dio a conocer el diario "El Mundo" en un reportaje que revela cómo fue la vida de los hijos que Maciel dejó, quienes se enteraron de su padre por medio de una publicación en una revista en 1997.

Para ellos fue una sorpresa enterarse de esto, ya que él se había presentado como Jaime Alberto González.

"En breve va a llegar a tu casa una persona con dinero.

Coge un taxi, ve a todos los puestos de periódicos de la zona y compra todos los números de una revista en la que salgo yo en portada", dijo Maciel a José, según la declaración del abogado de los hijos del fundador de Los Legionarios, publicó "El Mundo".

La muerte de su padre para ellos pasó desapercibida, nadie tomó el teléfono para contarles lo que había sucedido, fue hasta que la prensa comenzó a publicar el deceso de Maciel que se percataron del fallecimiento de su padre.

Después de un año, José habló con Jesús Quince, rector de la Universidad Anáhuac -centro neurálgico de los Legionarios en México-, para que le entregaran la herencia de su padre, de la cual él les había dicho con anterioridad que les haría entrega un sacerdote llamado Marcelino de Andrés.

"Todavía no sabemos cuánto dinero hay depositado", explicó el abogado, de apellido Bonilla, a "El Mundo".

"Hay que viajar hasta allí para saberlo, pero no es la prioridad de mis representados", indicó.

Teniendo en cuenta que el fundador que aspiraba a santo se hizo un mausoleo en Roma, Italia, valorado en 50 millones de euros, no es de extrañar que la cuenta que con tanta previsión abrió Maciel en un paraíso fiscal -con secreto bancario- ascienda a varios millones de dólares.

De acuerdo con "El Mundo", Marcial Maciel registró el dinero con una de las tres o cuatro identidades falsas que manejaba.

Después de su muerte su muerte, a finales de enero de 2008, los documentos quedaron en poder de la Legión.

A sus hijos en México, originarios del estado de Morelos, los registró con el apellido González, de su identidad Jaime Alberto González.

"Estamos investigando por qué decidió ponerse ese nombre", dijo el abogado de los hijos del padre Marcial.

Para Norma, Maciel era Raúl Rivas o don Raúl, como le gustaba que le llamaran.

No mentirás Fue un padre muy estricto a decir de los tres hijos mexicanos que habría tenido el padre, de ahora 29, 27 y 15 años.

"No fumar, no beber, no tener novia hasta los 20 o 21 años y, lo más llamativo, no mentir", describió el abogado Bonilla a "El Mundo".

Según Bonilla, el golpe fue tal para ellos que tuvieron que acudir a un psicoterapeuta, aunado a los abusos cometidos por el padre contra los hijos, narrados esta semana en una entrevista radiofónica realizada por MVS en el espacio de Carmen Aristegui.

"Por motivos de seguridad, han dejado sus casas, en un estado al sur del país, y sus empleos -José trabaja en el sector del turismo- para refugiarse en el anonimato de la gran ciudad.

Ahora, el mediano de los hermanos colabora con su abogado en la cruzada por su reconocimiento público como hijos de Maciel.

Te diré cuatro dirigentes que saben la verdad y no quieren reconocerla: Evaristo Sada, Cristóforo Fernández, Luis Garza y Álvaro Corcuera", aseguró Bonilla.

Los Legionarios dicen que no tienen pruebas de la paternidad pero ya han admitido, a puerta cerrada, toda la información que se ha publicado últimamente e incluso y de manera especial a un miembro de Regnum Christi, el movimiento de consagrados de La Legión de Cristo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...