Los religiosos españoles acusan a la Ley de Memoria de «volver a enfrentar a nuestro pueblo»

¿Y sus macrobeatificaciones no reabren heridas?

Una vez más, la Iglesia se ha posicionado en contra de la Memoria Histórica, esta vez a través de la Conferencia Española de Religiosos, Confer, que aseguró que la norma, en lugar de “perdonar”, reabre “viejas heridas”. Los religiosos, en cambio, no parecen tener nada que objetar sobre otros ejemplos de restitución de la memoria, como las numerosas beatificaciones de mártires que llevó a cabo el Vaticano hace ahora un año.

498 fueron los mártires de la guerra civil que el propio Benedicto XVI beatificó a finales de octubre de 2007, contando con la alegría y el beneplácito de las instituciones religiosas de nuestro país. Sin embargo, los mismos que se felicitaron por aquella restitución de la memoria, no han dejado de atacar a la nueva ley de memoria histórica. Esta vez, las críticas han llegado de las Conferencia de Religiosos Españoles, Confer, durante la celebración de su XV asamblea general en Madrid.

"Mirar hacia delante"
El presidente de la institución, Alejandro Fernández Barrajón, destacó que los religiosos quieren “mirar hacia delante” y que “hay que perdonar y no abrir viejas heridas que no hacen bien a nadie”, algo que consideran que es contrario a la Ley de Memoria Histórica, a la que se oponen.

¿"Derechos" o "enfrentamiento"?
Fernández Barrajón indicó que los religiosos españoles están a favor de “reconocer los derechos”, pero “no de volver a enfrentar a nuestro pueblo”, según informó el diario El Mundo. Consideraciones estas que en ningún caso se plantearon cuando que produjo la beatificación masiva de víctimas de la guerra, en su mayoría religiosos y sacerdotes.

Más beatificaciones
De hecho, a mediados del pasado octubre, la Conferencia Episcopal anunció que está preparando la beatificación de otros 800 mártires más. Una noticia, cuanto menos, sorprendente, después de que la Iglesia se posicionara abiertamente en contra, por las mismas fechas, de la investigación iniciada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón sobre los desaparecidos y fusilados durante la guerra y el franquismo.

Sin cuestionar las leyes
Pese a la oposición de los religiosos a la ley de Memoria y a otras como la del aborto, o la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, Fernández Barrajón matizó que su colectivo “nunca” va a “cuestionar al poder legítimo”, y recordó que su labor en la sociedad es de carácter social, “en las periferias y las fronteras de la vida”, porque “donde hay pobres, allí hay consagrados”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...