Los recortes no llegan a la Iglesia: este año Rouco recibirá 249,2 millones, tres más que en 2011

Rajoy sí ha metido un buen «hachazo» a ONGs, sindicatos y organizaciones empresariales

La Iglesia Católica es la única que se salva del tijeretazo brutal de los segundos Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Gobierno de Rajoy. Uno de los ministerios que sufre un recorte mayor es el de Sanidad, también se recortan las prestaciones por desempleo, pero la Iglesia Católica recibirá más dinero.

La lectura de la letra pequeña de los Presupuestos Generales del Estado va a dar mucho juego y muchas sorpresas negativas. Por ejemplo ya se sabe que la vicepresidenta mintió cuando el pasado viernes dijo que se incrementaba el presupuesto para becas, la realidad es que baja un 6%. Ya nos hemos enterado de  que perder dinero en los casinos podrá desgravar y que se autorizará a los ayuntamientos a perdonar hasta un 90% del IB a proyectos de “interés social” o que creen empleo. Estas dos medidas se han aprobado con un único fín: beneficiar al empresario norteamericano ultraconservador que impulsa el proyecto Eurovegas en Madrid. La conclusión es clara: más casinos y menos educación, esta es la filosofía del PP para el futuro de España.

Sanidad es uno de los ministerios más castigados por los recortes y es precisamente el departamento más necesario para los más desvafoveridos en tiempos de crisis. Los Presupuestos meten otro hachazo a la Dependencia, con lo que el PP prácticamente se carga este derecho y de nuevo se castiga a los más débiles. La Cultura y las obras públicas quedan prácticamente a cero.

La Iglesia Católica, la única beneficiada con los Presupuestos
Es más que evidente la afinidad ideológica y política del PP con la Iglesia Católica, y mientras el Gobierno de Rajoy mete un buen hachazo a las ONGS, organizaciones sindicales y empresariales, la Conferencia Episcopal española seguirá enviando sus buenos dineros a El Vaticano.

La lectura de los Presupuestos tiene trampa, porque el Gobierno congela  las entregas a cuenta, lo que le da cada mes, pero en la asignación recogida en la previsión anual del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se pone  más dinero.

De esta foma el Gobierno entregará cada mes a la Iglesia Católica 13,2 millones de euros, la misma cantidad que en 2012, pero cuando se  observa la asignación prevista para todo el año se reflejan 249,2 millones de euros para el año que viene, 3,2 millones más que este año.

Si se le pregunta al Gobierno por este dato, se pueden imaginar la respuesta: la culpa la tiene Zapatero que modificó el sistema de financiación. Falso, Zapatero rebajó el dinero que se entregaba mensualmente y el grueso de la financiación vendría de lo que los ciudadanos aportaran libremente en la casilla correspondiente de la declaración de la renta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...