Los padres católicos quieren unirse a su «enemigo»

Las principales asociaciones educativas católicas desplegaron una nueva estrategia para hacer frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía propuesta por el Gobierno. Ahora “se unen al enemigo”, la admiten, “si no queda más remedio” y amenazan con movilizaciones si antes del 22 de diciembre no se atienden sus propuestas. Una de ellas es incluir “la unidad nacional” como una de las formas de hacer frente al supuesto adoctrinamiento que ahora plantea la asignatura al contemplar distintos tipos de familia.

La confederación católica de padres, CONCAPA, pretende cambiar Educación para la Ciudadanía desde dentro a través de una propuesta alternativa apoyada por la Confederación Española de Centros de Enseñanza, CECE, la Federación de Enseñanza del sindicato USO, la Plataforma Tiempo de Educar, la Asociación de Profesores de Secundaria, APS y la Unión de Estudiantes, UDE. El miércoles retaron al Ministerio de Educación a que se pronuncie antes del próximo 22 diciembre bajo amenaza de convocar acciones de protesta en la calle.

Unidad nacional, valor primordial
Según el presidente de la CONCAPA, Luis Carbonel, no están dispuestos a aceptar la «imposición de los valores de otros». Si el borrador actual contempla distintos tipos de familia, incluida la homosexual, la lucha contra la xenofobia y los prejuicios sexistas, la propuesta conservadora habla de “honestidad”, la “sinceridad” y “la verdad”, de la “vida moral, cívica y religiosa”. Carbonel manifestó que les “gustaría que la asignatura recogiera el aprecio a España” y debería incluir temas como la «unidad nacional».

Estas organizaciones denunciaron también “la intromisión” del Gobierno “en cuestiones morales” en otras asignaturas como Ciencias Naturales, ya que en el decreto de enseñanzas mínimas del Gobierno se especifica que el profesor tiene que explicar los valores éticos y morales sobre los últimos avances en Biogenética.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...