Los obispos denuncian que se protege más a la fauna y la flora que al no nacido

La Conferencia Episcopal reclama que la vida humana, desde el embrión, goce «de la misma protección que otros bienes»

Los obispos españoles han denunciado que las especies protegidas de la fauna y la flora tienen mayor protección jurídica que el no nacido, y han reclamado al menos que la vida humana, desde el embrión, goce "de la misma protección que otros bienes". El secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José Antonio Martínez Camino, ha presentado durante una rueda de prensa la Jornada en Defensa de la Vida, que celebrará la Iglesia católica el próximo 25 de marzo, y que este año tiene características especiales "por la polémica suscitada en torno a la reforma del aborto".

La jornada contará también este año, ha explicado Camino, con una campaña en vallas publicitarias desde hoy hasta final de mes en 37 ciudades españolas. En estas se muestra el cartel de la jornada, en el que se ve a un niño junto a un cachorro de lince con el sello encima de lince protegido, mientras que el bebé pregunta: "¿Y yo?… ¡Protege mi vida!". En la cabecera del cartel figuran una serie de fotografías que representan el desarrollo de un ser humano desde el embrión, su crecimiento progresivo en el útero materno, y la figura de una embarazada de nueve meses.

Penas de cárcel

Esta campaña, que se acompaña con 30.000 carteles para colocar en parroquias y centros católicos, 1.300 vallas publicitarias (215 en Madrid y Barcelona) y ocho millones de folletos que se irán distribuyendo a lo largo de las próximas semanas, se complementa con la de "la oración por la vida" que se viene realizando desde enero y se mantendrá a lo largo de todo el año en todas las parroquias.

Durante la rueda de prensa, Martínez Camino ha recordado que el Código Penal español prevé penas incluso de prisión para los que atenten contra la fauna y la flora protegida, pero se ha negado a responder sobre si estaba sugiriendo que los que intervienen en la comisión de un aborto deberían sufrir penas de cárcel.

Permisividad moral y social

El portavoz de la CEE ha recordado que en España el aborto es un delito, pero que es al juez, a tenor de las circunstancias que concurren en cada caso, a quien corresponde dictar la pena. No obstante, el obispo auxiliar de Madrid ha reiterado que existe una "permisividad moral y social" respecto de la "eliminación del no nacido", y ha recalcado que es una persona, con todo el derecho a nacer, independientemente "de la edad, salud, sexo, raza y nacionalidad", desde el primer momento de la concepción.

Martínez Camino ha reiterado que la finalidad de esta campaña es "iluminar, contribuir a la clarificación y fortalecimiento de las conciencias de todos, de los católicos y de todos aquellos que quieran escucharnos" sobre la necesidad de "proteger la vida de los que van a nacer". "Hay muchas distorsiones y falsedades sobre este principio", ha dicho, "un bien que hay que proteger, como es un derecho de todos los no nacidos a la vida", y ha destacado: "La campaña pretende darles voz para defender su derecho".

"Dignidad incomparable de toda vida humana"

El portavoz de la CEE ha dicho también que "está muy bien que se protejan los animales en peligro de extinción y la diversidad de la biosfera", pero "esta sensibilidad debe llevar también a proteger más a los que van a nacer, porque la vida del niño es un todo indivisible, y hay que tomar conciencia de la dignidad incomparable de toda vida humana".

El portavoz ha eludido pronunciarse sobre el "bebé medicamento" de Sevilla, ni sobre la excomunión de la madre y los médicos que participaron en el aborto de una niña en Brasil para salvar su vida, después de que hubiera quedado embarazada como consecuencia de las violaciones reiteradas de su padrastro. Son casos límite y excepcionales, ha dicho, y entrar en ellos podría "distorsionar" la presentación de esta campaña.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...