Los neocon de Aznar arropan al Papa ante los escándalos de pederastia

Comparan «el laicismo actual» con la «persecución religiosa» y el Frente Popular

El GEES, un instituto de propaganda neocon vinculado a Aznar y a la FAES del PP, suele hacer frente común con la jerarquía católica. Los escándalos de pederastia y las denuncias de silenciamiento que sacuden estas semanas El Vaticano no han supuesto una excepción. Desde el centro neocon se aprestan a salir en defensa de Benedicto XVI, aunque con sorprendentes argumentos. Así, enmarcan las informaciones sobre la pederastia en el seno de la Iglesia en un intento de la izquierda para "destruir" el sistema, un plan que pasa por "atacar culturalmente el fundamento moral de las instituciones económicas y políticas occidentales". Tampoco faltan los ecos de los argumentos de la extrema derecha para justificar la Guerra Civil con sentencias como que “el laicismo actual no es más que una forma más civilizada y refinada de la vieja persecución religiosa que alcanzó sus más salvaje expresión en la España del Frente Popular”. Advierten de que si el acoso continúa "la Europa cristiana se debilitará y Europeistán estará más cerca".

Aznar no ha ocultado su admiración por la jerarquía vaticana, en especial por el Papa Juan Pablo II -aunque también por Ratzinger– y ahora desde el GEES, centro de propaganda neocon vinculado a la FAES -con la que comparte varios analistas- se aprestan a arropar al actual Pontífice ante los escándalos de pederastia en la Iglesia. En un artículo difundido en su web aseguran que “tras la caída del Muro de Berlín, la izquierda occidental se quedó sin paraíso soñado para el futuro” y “se volcó en la otra cosa que sabía hacer bien: destruir el sistema político y social presente”. Es ahí donde aparece el ataque al “fundamento moral de las instituciones económicas y políticas occidentales: el cristianismo”.

Laicismo y Frente Popular
Con ecos guerracivilistas, desde el GEES aseguran que “el laicismo actual no es más que una forma más civilizada y refinada de la vieja persecución religiosa que alcanzó su más salvaje expresión en la España del Frente Popular, pero que se extendió por media Europa durante decenios”.

“Esplendoroso” Juan Pablo II y tolerante Ratzinger
“De esa Europa mártir surgió el esplendoroso papado de Juan Pablo II”, proclaman desde el instituto de propaganda neocon. Sobre el actual Papa, Benedicto XVI, “con una personalidad menos arrolladora pero con una capacidad intelectual y una tolerancia enormes”, aseguran que “no hay ninguna personalidad mundial que haya soportado desde su nombramiento una campaña más brutal de descrédito y difamación”. Insisten en que se ha convertido en objeto de “caza mayor” por parte de la izquierda y que le han llamado “nazi, antimusulmán y ahora colaborador con la pederastia”.

“Actitud repulsiva típica de nuestras democracias”
“Actitud moralmente rechazable e intelectualmente repulsiva, pero típica de nuestras democracias, al fin y al cabo”, asegura el artículo, que relaciona la supuesta campaña difamatoria contra el Papa con los incidentes en la Mezquita de Córdoba esta Semana Santa.

“Brecha dentro de Europa”
Los neocon de Aznar alertan de que “se está abriendo una brecha dentro de Europa, entre aquellas sociedades que están abordando el problema –Suiza con los minaretes–, los que mal que bien lo encaran, al menos en parte –Belgica o Francia con el velo– y la izquierda suicida que impulsa a Occidente por el tobogán de la historia, y que encuentra en países como España lugares de gobierno”.

“Medios que acosan al Papa”
De la conspiración contra el cristianismo formarían parte también “medios que ahora acosan al Papa”, entre los que citan a New York Times, El País, The Guardian o la BBC, y que “dilapidado” su pasado prestigio hoy se han convertido “en punta de lanza ideológica de minorías laicistas”.

“La pinza islamista-progresista”
“Si estas élites postmodernas continúan distrayendo las energías europeas hacia Roma, y si siguen teniendo éxito en el empeño, no cabe duda de que la Europa cristiana se debilitará y Europeistán estará más cerca”, sentencian. Por último alarman sobre el riesgo de que “la pinza islamista-progresista” continúe “erosionando la imagen de la Iglesia, por un lado, y arrebatándole espacios públicos, por otro”.

Los obispos también ponen de su parte en la alianza
Desde el GEES son unos firmes defensores de la alianza entre liberales y jerarquía católica, y en su momento apoyaron el mantenimiento de Losantos y su incendiario lenguaje en la COPE como una pieza importante para la propaganda crisitana. El artículo en apoyo del Papa se produce apenas horas después de que la COPE hubiera difundido un editorial echando una mano al PP para reclamar que la corrupción de la Gürtel no centre el debate político.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...