Los musulmanes franceses se movilizan por vez primera contra el Califato

Entre 1.500 y 2.000 personas asistieron a la protesta ante la Gran Mezquita de París en presencia de líderes de diferentes religiones

Entre 1.500 y 2.000 musulmanes se manifestaron ayer tras la oración del viernes ante la Gran Mezquita de París para desmarcase del denominado Estado Islámico (EI) y para mostrar su repulsa por el asesinato del francés Hervé Gourdel en Argelia el miércoles. La primera movilización de los musulmanes de Francia (cinco millones, el 7% de la población) contra el EI, significativa aunque no numerosa, contó con representantes católicos, judíos o protestantes y con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, pero también con el rechazo de grupos que entienden que la islamofobia crece estas semanas porque se les señala como “sospechosos”. Para los próximos días se anuncian más protestas.

“No conozco el Islam que corta el cuello a seres humanos”, comentaba a este periódico Rabia Afraim, “francesa de origen argelino”. Junto a ella, Saida, también de origen argelino: “No hay lugar para los asesinos en mi islam, y lo digo porque he estudiado 14 años el Corán y sobre textos muy antiguos”. Su amiga Elisabeth, cristiana, comenta que está allí porque tienenen que sentirse “muy unidos frente al terrorismo”. “No tomes mi nombre para practicar el terrorismo en nombre de ninguna religión”, añade Myra Mahdy, que se manifiesta con una pequeña pancarta en la que se lee #PasEnMonNom, la etiqueta utilizada en las redes, idéntica a la de #NotInMyName empleada en el Reino Unido.

Los testimonios reflejaban el espíritu del acto, celebrado a los pies del minarete de 33 metros de la imponente Gran Mezquita, construida hace un siglo con estilo neomudéjar en homenaje a los musulmanes que participaron en la I Guerra Mundial. La protesta, que no fue seguida por decenas de asistentes al rezo, fue organizada por Dalil Boubakeur, presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), el más representativo de esta comunidad en Francia.

Junto a él, a la entrada del centro religioso, tomaron la palabra los dirigentes religiosos y políticos. “El Islam es una religión de paz”, reiteró Boubakeur, también rector de la mezquita. “No tenemos que justificarnos”, dijo, “pero hemos de apoyar a los familiares de Hervé Gourdel”, asesinado “por hombres sin religión ni ley”, apuntó la alcaldesa Hidalgo.

“Nosotros también somos sucios franceses”, señalan en un manifiesto dirigentes de la comunidad musulmana de Francia

“No nos hemos manifestado hasta ahora porque también nosotros estamos aterrorizados”, cuenta el joven Riadh. “Los musulmanes somos las primeras víctimas de los yihadistas”. “El yihadismo no es musulmán. Son bandidos. El Islam es paz, no conocemos la barbarie”, comenta Sow Abdel-Kabergous, senegalés de nacionalidad francesa.

A unos metros de ellos, Gil Taïeb, vicepresidente del Consejo Representativo de Instituciones Judías de Francia (CRIF), interviene para decir al periodista: “Un ciudadano ha sido asesinado por ser un sucio francés. Así, todos somos para ellos sucios judíos, sucios musulmanes, sucios cristianos. Tenemos que estar unidos”.

“Nosotros también somos sucios franceses” es el encabezamiento de un manifiesto de respuesta al término empleado la semana pasada por un portavoz del EI para llamar al asesinato de ciudadanos de Francia. Entre la quincena de firmantes, la vicepresidenta del Senado Bariza Khiari, el cineasta Saad Kiari, la antropóloga Dounia Bouzar, el financiero Abderahim Hamdani o Marwane Ben Yahmed, director del semanario Jeune Afrique. “Nosotros, franceses de Francia y de confesión musulmana, denunciamos todas las acciones cometidas en nombre de una mortífera ideología que se esconde detrás de la religión islámica confiscando su vocabulario”, señalan.

La movilización del colectivo musulmán llega cuando diversos medios la reclamaban desde hace semanas. Los dirigentes musulmanes se quejan de que los medios no recogen sus mensajes contra los radicales, pero también de que se les señala en exceso en estos días. La sensibilidad está a flor de piel. Se incrementó en verano con las violentas manifestaciones de musulmanes contra Israel por la guerra de Gaza y los ataques a judíos (600.000 en Francia).

El jueves, Le Figaro preguntó a sus lectores si eran “suficientes” las protestas de los musulmanes franceses contra el EI. El diario tuvo que retirar el sondeo ante la avalancha de críticas.

musulmanes Francia contra Estado Islámico

Cientos de musulmanes se manifiestan para condenar el asesinato de Hervé Gourdel por los Soldados del Califato en Argelia. / YOAN VALAT (EFE)

Archivos de imagen relacionados

  • musulmanes Francia contra Estado Islámico
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...