Los matrimonios católicos ya solo suponen un cuarto de todos los registrados en España

Las uniones en las iglesias registraron su mínimo en 2016, según los datos del INE. Hace diez años representaban más de la mitad de los matrimonios
La edad para casarse por primera vez crece sin parar: la media de los hombres llegó a 37 años y la de las mujeres casi a 35
España tuvo más muertes que nacimientos durante el año por segundo curso consecutivo: 259 defunciones más

Los españoles se casaron más en 2016. Pero no en las iglesias católicas. El número de matrimonios creció un 2% el año pasado y llegó a 172.243, según los últimos datos de Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, las uniones por el rito católico fueron solo un cuarto del total cuando hace una década suponían más de la mitad. Al comenzar el siglo, siete de cada diez nuevos matrimonios eran católicos.

El declive del rito de unión católica es sostenido. No así el volumen de matrimonios que, según se ha ido suavizando la crisis económica, ha ido repuntando. Lo que refleja también el INE es el aumento de la edad a la que los españoles deciden casarse. La media de los hombres fue de 37,5 años. La de las mujeres 34,7.

La decisión de casarse se toma cada vez más tarde y a grandes saltos. En 2015, esa edad estaba situada en 34,8 y 32,6 respectivamente. Pero es que en 2006, hace diez años, la edad media de los varones estaba en poco más de 32 años y las mujeres contraían matrimonio, de media, antes de la treintena: 29,7 años.

Suben las uniones homosexuales

En el apartado de casamientos, las uniones de personas del mismo sexo llegaron a 4.259 lo que representa un crecimiento del 15% respecto a 2015. Hace algo más de un lustro, en 2010, ese dato estaba en 3.193. En 2016, casi se igualaron los matrimonios homosexuales de 2006, recién estrenada la posibilidad de casarse las personas del mismo sexo: 4.313.

Los indicadores del Instituto reflejan que España sigue perdiendo población en cuanto nacimientos y muertes . Se registraron 259 más que nuevas vidas. Es el segundo año consecutivo de crecimiento vegetativo negativo. En 2015 ese dato fue peor al producirse un desequilibrio de más de 1.500 personas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...