Los costes de la visita del Papa a España, en duda

Los 60 millones de euros previstos se sacarán del dinero del contribuyente

Con los recientes escándalos de pederastia y la crisis económica como telón de fondo, el papa Benedicto XVI visitará España durante los próximos 12 meses. La visita llega rodeada de polémica, tras saberse que el próximo viaje del pontífice al Reino Unido, este mes de septiembre, costará a los ingleses 14,5 millones de euros. En España, se asegura que la visita de Benedicto no costará ni un céntimo a los fieles, sin embargo, según informa el diario Público, el presupuesto de 60 millones de euros previstos para su vista a nuestro país, se sacará del dinero del contribuyente.

Y es que en plena crisis, la Iglesia ha puesto precio (30 euros) a quienes quieran ver en Londres, este mes de septiembre, la beatificación del cardenal Newman, algo inaudito en la reciente historia de los viajes papales. Esto también salpica a España, pues el papa visitará Santiago de Compostela, Barcelona y Madrid, con un presupuesto más que elevado que saldrá del bolsillo de todos los españoles.

La Xunta reducirá el gasto en un millón de euros
El 6 de noviembre, el Papa llegará a Santiago con motivo del Año Xacobeo. El viaje, de apenas ocho horas, costará a la Administración tres millones de euros, después de que hace unos días la Xunta de Galicia avanzara que reduciría el gasto en, "al menos, un millón de euros". Benedicto XVI presidirá una misa multitudinaria en la plaza del Obradoiro, que según el Arzobispado será de libre acceso.

Barcelona evita derroches
En el caso de Barcelona, ni siquiera se han hecho públicos los costes. No obstante, Público asegura que la visita puede ascender a los seis millones de euros. Por su parte, ICV ya ha anunciado que estará "especialmente atenta" para que las administraciones sólo paguen la seguridad. Los ecosocialistas quieren evitar que ocurra lo que sucedió en la visita papal a Valencia en 2006. Aquel viaje pudo superar los 25 millones de euros.

Madrid, el caso más polémico
Sin embargo, el caso más polémico reside en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Madrid en agosto del próximo año. Pese a que oficialmente no hay presupuesto alguno, se prevé que los gastos alcancen los 50 millones de euros, la mitad a cargo de Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno. El resto será sufragado por un ejército de mecenas constituido alrededor de la Fundación Madrid Vivo.

Una contribución de diez euros
Finalmente, a pesar de que JMJ asegure que la visita del Papa a Madrid no costará dinero, la gran afluencia prevista ha hecho que se solicite a los asistentes una "contribución" de diez euros. La organización también acaba de iniciar una campaña de donaciones a través de sms.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...