Los concejales del PP de Huesca se saltarán el nuevo reglamento y acudirán a misas y procesiones

El grupo popular del Ayuntamiento de Huesca ha anunciado que no respetará el reglamento de protocolo aprobado por el equipo de Gobierno, y ha afirmado que seguirá asistiendo a misas y procesiones, con sus distintivos de concejales, al igual que lo han hecho hasta ahora. El PP se ha mostrado contrario a la medida, acordada este lunes por el PSOE y sus socios de gobierno, Aragón Sí Puede y Cambiar Huesca, con la abstención de Ciudadanos.

La iniciativa persigue adaptar el reglamento a lo contemplado en un Estado aconfesional. Luis Arduña, concejal de Cambiar Huesca, indicaba que la normativa respeta lo que dice la Constitución española sobre la aconfesionalidad del Estado, por lo que “los concejales ni deben, ni tienen que estar en actos que tengan un  claro carácter religioso como representantes de toda la ciudadanía”.

El borrador del nuevo reglamento de protocolo y ceremonial excluye la participación de la Corporación en actos “de carácter religioso” y señala expresamente que ni sus miembros ni los empleados públicos podrán acudir como tales a actos de este cariz. El Consistorio deberá “declinar” las invitaciones que se cursen para su participación.

El PSOE ha recordado que se establecerán excepciones para actos que tienen un carácter más popular que religioso, como la procesión de San Lorenzo, patrón de la ciudad. Su portavoz, Teresa Sas, ha resaltado que “no se prohíbe nada, se acomoda el ceremonial a lo que dice la Constitución. Los concejales representamos a toda la ciudadanía: a los musulmanes, a los católicos, a los ateos…”.

Los populares han criticado “que se prohíba a los concejales asistir a determinados actos. Cuando asumimos la responsabilidad de ser concejales lo somos las 24 horas del día, los 365 días del año”, y han asegurado que “asistirán a todos los actos que sean invitados, si lo estiman conveniente, en su condición de concejales”, con banda y medallas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...