Los alumnos que cursan religión católica descienden 1,5 puntos en un año

La proporción media de alumnos matriculados en la asignatura de religión católica ha bajado 1,5 puntos en un año, pasando del 73,6 por ciento del curso 2008-2009 al 72,1 por ciento del actual, según se desprende de la comparación de datos de uno y otro publicados por la Conferencia Episcopal (CEE).

En la actualidad cursan la asignatura 3.430.654 estudiantes sobre un total de 4.759.190, de acuerdo con la información recabada por la Comisión de Enseñanza y Catequesis en colegios e instituciones educativas de toda España de infantil, primaria, secundaria obligatoria (ESO) y bachillerato; un curso antes eran 3.506.466 sobre 4.765.369.

Por tipo de centros, la mayor bajada relativa (2 puntos) se da en los privados de iniciativa social civil, donde los que cursan religión católica son el 71 por ciento, frente al 73 por ciento de antes.

En colegios e institutos públicos, el descenso es de 1,7 puntos, ya que actualmente son un 64,1 por ciento, y un 65,8 por ciento un año antes.

Por el contrario, suben en las escuelas católicas, donde son el 99,5 por ciento (99 por ciento en el último curso).

Respecto a las etapas educativas, los inscritos en religión católica caen en todas ellas.

Infantil y primaria continúan a la cabeza en proporción de matriculados, con un 78,9 y un 81 por ciento, respectivamente, pero inferiores al 81,1 y 82,6 por ciento del curso anterior.

En ESO son actualmente un 59,8 por ciento (60,5 por ciento antes), y en bachillerato un 43,8 por ciento (46 por ciento antes).

En un comunicado, el episcopado destaca que la elección voluntaria de las clases de religión católica sigue siendo mayoritaria entre el alumnado no universitario.

Los datos, un año más, son "especialmente significativos" si se tienen en cuenta las "dificultades" a las que debe enfrentarse la enseñanza de esta asignatura, opina la CEE.

"Los obispos han denunciado en diversas ocasiones -precisan- que la Ley Orgánica de Educación (LOE) ha introducido nuevas trabas para que los alumnos opten en igualdad de oportunidades por la enseñanza de la religión católica en los distintos tramos de enseñanza. Entre ellas destaca la configuración de la asignatura como si fuera una materia marginal y un peso añadido a la carga curricular".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...