Llama Navarrete a fortalecer el laicismo

Un jerarca católico del tamaño del cardenal Sandoval Íñiguez no puede reconvenir a un poder del Estado,

El presidente del Senado, el perredista Carlos Navarrete, se pronunció por robustecer la laicidad del Estado mexicano, para evitar la intolerancia de la Iglesia católica con expresiones como las del Cardenal de Guadalajara Juan Sandoval Íñiguez, que puso en entredicho la ética y la probidad de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En tanto el senador del PAN, Santiago Creel Miranda, dijo que el tono de los calificativos y aseveraciones de Sandoval Íñiguez no son propias para ayudar a un buen debate o una buena reflexión sobre el tema.

El senador del PRI, Rogelio Rueda, a su vez, dijo que el cardenal de Guadalajara no puede expresarse de esa manera sin una sanción. "Yo creo que deben activarse las instituciones para sancionar y que haya orden y respeto a uno de los poderes más importantes, que es el Poder Judicial".

El también coordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Carlos Navarrete, en entrevista al salir de la reunión de la Junta de Coordinación Política, hizo un reconocimiento público al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por determinar la legalización y reconocimiento de las bodas de parejas del mismo sexo y darles garantías a su derecho para poder adoptar con plena legalidad.

El debate, dijo, fue intenso y se resolvió, pero lo mejor fue la más enérgica defensa del Estado laico que hizo la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al reaccionar con energía, con valentía y con la Constitución en la mano para recordarle al Cardenal de Guadalajara, que en un Estado laico lo que rige es la Constitución y las leyes, no las creencias religiosas en un jerarca católico o de otra religión.

"Un jerarca católico del tamaño del cardenal Sandoval Íñiguez no puede reconvenir a un poder del Estado, como es la Suprema Corte, ni menos acusarla y acusar a los ministros de un delito grave si no lo prueba", dijo.

La Corte, agregó, no vertió una opinión ni un comentario, fue un voto de censura del Poder Judicial de la Nación, en la que le pide a un alto dignatario de la Iglesia Católica en México, que cuide sus palabras.

Carlos Navarrete respaldó la decisión del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, que decidió darle al Cardenal de Guadalajara un plazo breve para una disculpa pública y para rectificar sus dichos. Y si Marcelo Ebrard no recibe la satisfacción del Cardenal, presente la demanda penal correspondiente.

En el caso, del llamado que hizo el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar a no votar por el PRD por promover los matrimonios gay y el derecho de éstos a adoptar, comentó que su partido también debería interponer una demanda en su contra.

Por separado, el senador panista Santiago Creel Miranda dijo que los resolutivos de la Corte no se discuten, se acatan. "Lo mismo para decisiones donde estemos de acuerdo, que para aquellas en donde no compartamos la decisión de los ministros. Lo importante es que la ley se cumpla. Cuando habla la Corte, lo que está diciendo es la ley".

Cuestionado sobre si el cardenal Juan Sandoval Íñiguez debe ser sancionado por sus dichos, dijo que cualquier persona puede dar su punto de vista, opinar en torno a lo que emita la SCJN. Lo criticable, agregó, es la forma, las aseveraciones que pueden verterse y las que deben de hacerse con responsabilidad.

Luego de señalar que no está de acuerdo con la decisión de la Corte, manifestó que todo ciudadano debe de acatar lo que dice la Corte, aunque no se esté de acuerdo.

El senador del PRI, Rogelio Rueda, presidente de la Tercera Comisión de la Permanente, al respecto dijo: "me parece absolutamente reprobable la actitud y las declaraciones del Cardenal, y miren que yo también soy católico, pero tengo claro la diferencia entre lo que es mi credo que yo ejerzo en lo personal y en mi convicción, y la responsabilidad en el servicio público".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...