Libertad religiosa, Estado laico y no discriminación

En años recientes, en México y en el mundo se ha abierto un debate político, social e intelectual sobre cuál es el mejor régimen para alcanzar la igualdad y la no discriminación entre y hacia las religiones.

Algunos sostienen que un Estado que respete ilimitadamente y sin ningún tipo de restricciones la libertad religiosa resulta la mejor elección para el desarrollo de todas las opciones espirituales y confesionales.

Otros, por el contrario, piensan que la mejor manera de garantizar no sólo la libertad religiosa sino la igualdad entre todos los creyentes es un Estado laico o secular, que regule los actos sociales emanados de las creencias religiosas y no privilegie a ninguna religión ni se oponga a ella.

Desde cierta perspectiva, dicho Estado se traduce en una forma de gobierno que limita las libertades religiosas e impide el ejercicio pleno de creencias y cultos. Sin embargo, para otros ésta es la única forma de garantizar las libertades y los derechos de todos en un contexto de pluralidad de creencias.

En este trabajo se intenta mostrar que la mejor solución al problema de la libertad y la no discriminación religiosa es la construcción de un Estado laico que, más allá incluso de la separación de ámbitos, establezca una igualdad real y la no discriminación a partir de la autonomía de lo político frente a lo religioso. Con tal fin, analizaremos la relación entre libertad religiosa y no discriminación, así como el estrecho vínculo de estas libertades con el Estado secular. Examinaremos, en particular, la situación jurídica y social de México, para posteriormente referir algunos casos de discriminación y apuntalar la necesidad de reforzar el Estado laico como marco jurídico-político ideal con vistas a combatir la discriminación religiosa.

Para leer el libro completo abrir el archivo adjunto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...