Legisladores crean frente en defensa del Estado laico

Senadores, diputados federales y locales, así como los dirigentes del PRD, PRI, PT, Convergencia y Alternativa del Distrito Federal integraron un frente de defensa a las decisiones legislativas y del Estado laico ante la postura de la Iglesia en el debate de la despenalización del aborto.
 
Durante una reunión en las oficinas de la Asamblea Legislativa del Zócalo reiteraron su exigencia al gobierno federal para que aplique la ley a fin de evitar la intromisión de la Iglesia en asuntos que no le competen.

El senador del PRD, Pablo Gómez, afirmó que el mayor problema que se ha presentado en este debate no es la intervención de la Iglesia sino que el gobierno federal llegue a perder su función y asuma la postura de alguna concepción religiosa.

"Si el gobierno asume la postura de la Iglesia, ahí si tendríamos un problemón tremendo o si la Corte asume la concepción de la religión, en esta cosa de defensa de la vida, no", expresó.

Dijo que en un Estado democrático no debe haber restricciones para nadie, por lo que no debería estar prohibido que las instituciones religiosas participaran en asuntos políticos y si "la Iglesia está haciendo propaganda de sus puntos de vista y creo que debemos respetar el debate como ellos lo quieran poner".

"Lo única que me preocupa es que don Norberto (Rivera) hable de que detrás de este proyecto están los poderes infernales o del infierno, porque cuando un arzobispo habla de poderes del infierno se refiere al Estado y la cosa está grave porque con el diablo no se puede ni se debe dialogar y menos llegar a acuerdos", planteó.

Dijo que si bien a Rivera Carrera no se le reclamaría que utilice el púlpito para entrometerse en asuntos políticos y condenar a determinados grupos, así como criticar las leyes a pesar de que está violando la Constitución, es porque debe tener toda la libertad igual que todos los sacerdotes.

Sin embargo, añadió, cuando la Iglesia adopta esa actitud de ver al Estado como un poder del infierno, eso ya es un problema que rebasa con mucho el asunto de la interrupción del embarazo y nos pone en una situación en la cual la Iglesia "no va a reconocer al diablo ni va a tener nexos con él".

En tanto, los diputados federales Silvia Oliva Fragoso y Guillermo Villanueva, coincidieron en que la intervención de la Iglesia Católica en la discusión sobre la despenalización del aborto ha debilitado al Estado, por la omisión del Poder Ejecutivo de aplicar la ley ante la violación del Artículo 130 constitucional.

En ese sentido convocaron al resto de sus compañeros en la Cámara de Diputados a presentar un punto de acuerdo en defensa del Estado laico para poder vivir de verdad en una nación democrática, pues de lo contrario los mexicanos estarán inmersos en los restos de una sociedad convencional.

En su oportunidad, los asambleístas, encabezados por el presidente de la Comisión de Gobierno, Víctor Hugo Círigo agradecieron el apoyo de los legisladores federales por avalar la defensa del Estado laico y la aplicación del Estado de derecho.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...