«Legionarias de Cristo» no quieren más escándalos

Anuncian reorganización de la congregación luego de denuncias de escuela de mujeres.

La atribulada congregación religiosa Legionarios de Cristo dice estar reestructurando un programa especializado de escuela secundaria para niñas después que decenas de ex alumnas denunciaron abusos psicológicos que dicen haber soportado y que les produjeron trastornos alimentarios, depresión y enfermedades derivadas del estrés.

El brazo laico de la Legión, Regnum Christi, admitió los cambios después que AP reportó que 77 ex alumnas habían escrito al Vaticano para exigir el cierre del programa en México, España y Estados Unidos debido a los daños que según dijeron les ocasionó en las dos décadas pasadas.

Las muchachas en el programa tienen ahora mayor contacto con sus familias, más exposición a "las realidades del mundo", horarios de trabajo menos rigurosos y, por primera vez, asistencia para ingresar a la universidad, dijo el comunicado. Muchos de estos cambios empezaron hace tiempo.

Pederasta-drogadicto

Los problemas denunciados en el programa constituyen un nuevo revés para la Legión, que quedó desacreditada en el 2009 cuando se reveló que su fundador era un pederasta y drogadicto que había tenido tres hijos. Después sufrió otro golpe cuando admitió recientemente que su sacerdote más famoso había tenido un hijo y que el actual superior encubrió el hecho durante años.

El papa Benedicto XVI tomó control en el 2010 de la orden con sede en México y designó un enviado para reformar la legión y su filial Regnum Christi. Pero la reforma ha tenido sus contratiempos y ha habido deserciones y críticas de que algunos superiores se resisten al cambio.

El programa de secundaria, llamado precandidatura, es para niñas que consideran incorporarse a la rama consagrada de Regnum Christi, donde las mujeres viven como monjas y hacen votos de pobreza, castidad y obediencia para trabajar en escuelas y programas juveniles de la Legión.

En una carta al enviado papal, el cardenal Velasio De Paolis, y en un su blog (ver recuadro), decenas de ex estudiantes describieron los casos de anorexia, migrañas causadas por el estrés, gastritis, depresión y pensamientos suicidas que afectaron a algunas incluso años después de dejar la congregación.

Atribuyeron dichos problemas al supuesto abuso emocional y psicológico que dijeron haber sufrido cuando estudiaban en la Academia Inmaculada Concepción, que durante veinte años tuvo su sede central en Wakefield, Rhode Island, y recientemente fue trasladada a Oxford, Michigan.

Describieron un ambiente en el que sus asesores apenas mayores que ellas insistían en que siguieran las reglas más estrictas y minuciosas para caminar, hablar, orar y comer, advirtiéndoles que violarían la voluntad de Dios si fallaban. Agregan que sus asesores leían y retenían su correspondencia, las aislaban de sus familias 49 semanas al año e insistían en que sólo confiaran en ellos.

Claves

La saga de la Legión representa uno de los mayores escándalos para la iglesia católica en el siglo XX, debido a que su fundador, el ya fallecido Marcial Maciel, había sido ensalzado como un santo varón por sus seguidores y como modelo de santidad por el papa Juan Pablo

No era un santo varón. Marcial Maciel era uno de los favoritos del Papa Juan Pablo II.

Archivos de imagen relacionados

  • JuanPabloII_Maciel Legionarios
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...