Leer la Biblia obligatoriamente ¿Avance o retroceso?

Luego de los cuestionados acuerdos del Gobierno de Brasil con el Vaticano y de una nueva Ley Religiosa, la Asamblea Legislativa de Paraíba, nordeste de Brasil, aprobó que  los legisladores estén obligados a escuchar cinco minutos de meditación de la Biblia antes de las sesiones.

El argumento es que de esa forma se evitarán las agresiones durante los debates. Según el diputado Nivaldo Manoel, del Partido Popular Socialista (PPS), autor del proyecto, “La Palabra de Dios ayudará a mejorar la convivencia y el ánimo de todos los parlamentarios”.
 
Manoel, evangélico, será el encargado de preparar la reflexión diaria. “Los diputados pueden hacer lo que quieran, pero voy a pedir silencio para hablar”, dijo el diputado quien se declaró miembro de la Iglesia Asamblea de Dios y adelantó que,  “Hablaré ante mis colegas como si estuviera en una iglesia, pero no soy pastor”.

Por otra parte, la Sociedad Bíblica Dominicana pidió que se cumpla la Ley 44-00 que legisla sobre la obligatoriedad de leer la Biblia, diariamente, en las escuelas. En este caso se argumenta, “Que la Biblia es fuente de principios y valores que al practicarlos cambiarían la realidad de la juventud”.

La mencionada ley da participación a todas las iglesias. El programa de enseñanza estaría a cargo de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica Romana y de la Confederación Dominicana de la Unidad Evangélica (CODUE).

El cuestionamiento de estas decisiones provienen, mayoritariamente, de los defensores del laicismo donde se encuentran una amplia gama de cristianas y cristinos, lo que justifica la pregunta si obligar a leer la Biblia en parlamentos y escuelas es un avance o un retroceso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...