Las excavadoras entran en el templo

Madrid derriba parte de una iglesia que invadía el espacio contiguo de dos bloques de viviendas

Esta vez no servirán las plegarias y la intervención del cardenal Rouco Varela como en el 2002. Técnicos del Ayuntamiento de Madrid han iniciado, todo indica que sin marcha atrás, trabajos previos para demoler una parte de la iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes, enclavada en el barrio del Pilar. Y ello porque su prebisterio, la sacristía y la pila bautismal invadían el espacio contiguo de dos torres de viviendas. El lateral del templo está a 7,22 metros, cuando la normativa obliga a un mínimo de 12,6.
El derribo, de acuerdo con una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, pone fin a 17 años de pleitos entre la iglesia y el ayuntamiento por un lado y un grupo de vecinos por otro. "El proceso durará tres meses. Primero pondremos un andamio para demoler los falsos techos y luego derribaremos las fachadas afectadas por la sentencia. Las excavadoras entrarán en el templo en un mes", calcula José Ortueta, responsable de disciplina urbanística del ayuntamiento.
Escoltados por la policía, y ante las protestas de algunas feligresas, los operarios de una empresa de mudanzas ya han sacado los muebles y se los han llevado a un depósito municipal. También han desmontado la virgen, un gran crucifijo, el altar, el sagrario y las imágenes del via crucis, que pasarán a la zona no afectada por la sentencia.

Misa en el salón de actos
Esta semana, los obreros desplazarán la fontanería y el sistema eléctrico. Pero, según el arquitecto municipal, Carlos Martín, lo más importante será la cimentación, ya que "demoler los 90 metros cuadrados del prebisterio no implica que el resto del edificio vaya detrás". Mientras se "acorta" el templo, las misas se celebrarán en el salón de actos, según el párroco, Eusebio Ocaña. "Perdonamos a los vecinos que han provocado esto y causado tanto dolor a los creyentes", asegura el sacerdote, que lamenta la fijación con su iglesia: "¡Hay tantos edificios que han trasgredido las normas y seguirán…! Será legal, pero no es justo. La justicia humana no es la divina, afortunadamente".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...