Las diócesis presupuestan un fondo común de 151 millones, de los que 138 provienen de la asignación tributaria

Bernardo Herráez, Vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), presentó esta mañana el Fondo Común Interdiocesano previsto para el año 2004 y dotado con 151.161.589 euros.

     De ellos, los ciudadanos, a través de la Asignación Tributaria, aportarán 138.695.761 euros. Es resto provendrá de la aportación de las diócesis más saneadas económicamente, así como otros donativos y remanentes de ejercicios anteriores.
Según Herráez, “casi la unanimidad de la Asamblea Plenaria ha votado a favor del presupuesto”. En la Plenaria han participado 75 de los 76 miembros actuales de la CEE, excepto el arzobispo de Tarragona, monseñor Luis Martínez Sistach, «por razones de una afección gripal».
Respecto a las críticas que lanzó el PSOE hace unos días contra el método establecido para la dotación económica de la Iglesia por parte del Estado, Herráez aseguró que “siempre ha estado esa crítica”, pero que “es un asunto del Parlamento, porque nunca ha habido una interpelación directa a la Conferencia Episcopal por parte de los socialistas».
El «tema estrella», sin embargo, a juicio del secretario general de los obispos, ha sido el amplio informe sobre la escuela católica española en el siglo XXI, presentado por el arzobispo de Toledo, monseñor Antonio Cañizares Llovera.
Además, los obispos también han aprobado la propuesta de solicitar a la Santa Sede que la española Santa Genoveva Torres Morales, canonizada por Juan Pablo II el pasado 4 de mayo en Madrid, sea declarada patrona de los minusválidos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...