Las comunidades del PP encaran la «vuelta al cole» divididas en su objeción a EpC

Esperanza Aguirre permitirá aprobar la asignatura haciendo voluntariados y trabajos

La vuelta al cole vendrá marcada este año por la incorporación en todas las comunidades autónomas de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC). Seis regiones llevan ya un curso impartiéndola, y ahora les toca el turno a algunas de las zonas que han generado mayor polémica en torno a la materia. Las comunidades del PP, cuya postura oficial es contraria a esta disciplina y favorable a la objeción, tendrán que incorporarla este año. Lo harán, eso sí, con diferentes matices, aunque la polémica ha quedado reducida casi en exclusiva a las comunidades de Madrid y Valenciana.

Pese a la lucha que los objetores de conciencia han mantenido en el último año, quedan 15 días para que comience el curso escolar y con él, la impartición de Educación para la Ciudadanía (EpC) en todo el país. El PP, que apoyó oficialmente la objeción y animó a los padres a practicarla, no parece mostrarse ahora tan contundente y, de hecho, varias de las regiones que gobierna han declarado ya que los alumnos que no acudan a clase tendrán un suspenso y no podrán obtener su título de ESO.

Voluntariado en Madrid
La polémica se centra, sobre todo, en Madrid y la Comunidad Valenciana. En la primera, Esperanza Aguirre, que desde el primer momento se mostró absolutamente contraria a los contenidos del currículum, concretó ayer en qué quedará la oposición a EpC: los alumnos objetores podrán dedicar el tiempo de las clases a tareas de voluntariado o a trabajos sobre la Constitución, la democracia o los derechos humanos.

Suspensos en Valencia
Así lo anunció ayer la consejera de Educación madrileña, Lucía Fígar, aunque los tribunales ya anularon una propuesta similar en la otra comunidad polémica, la valenciana. Allí se estudió la posibilidad de aprobar la materia mediante trabajos, pero el Tribunal Superior de Justicia de la región suspendió esta pretensión. El conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, ha advertido ya que los alumnos objetores suspenderán Ciudadanía.

En inglés
No obstante, los sindicatos de la comunidad amenazan con manifestarse a principios de curso, puesto que de momento sigue vigente el proyecto de impartir la disciplina en inglés. El Ministerio tiene recurrida esta opción aunque aún no se ha producido el fallo judicial.

Apoyo de Murcia a la objeción
En cuanto a otras comunidades gobernadas por el PP, la implantación de la asignatura se está haciendo de manera dispar. Murcia es otra de las regiones más polémicas, puesto que su presidente, Ramón Luis Valcárcel, ha reconocido y promovido la objeción de conciencia. La Consejería tiene prevista una solución similar a la de Madrid, aunque aún no ha concretado cuál será su actuación.

Oscilaciones de La Rioja
Algo similar ocurre en La Rioja, cuyo Ejecutivo ha pasado de una postura a otra en el último año. En un primer momento rechazó las objeciones de conciencia, pero basándose en una resolución del TSJ que reconoció el derecho de un alumno de no asistir a las clases, han decidido aceptar esta posición, aunque no han concretado cómo gestionarán los casos.

EpC sin excepciones
Otras comunidades como Castilla y León y Navarra han decidido que todos los alumnos deberán estudiar Ciudadanía, según marca la ley. La comunidad de Juan Vicente Herrera se ha mantenido en silencio hasta el último momento y asegura que prefiere no aceptar las objeciones en beneficio de los alumnos, que si no cursaran EpC, suspenderían y no tendrían garantizado el título de ESO. UPN, los socios navarros del PP, ya comenzaron a impartir la disciplina el curso pasado y recibieron 155 solicitudes de objeción que rechazaron. Los alumnos han suspendido la asignatura.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...