Las bodas religiosas se desploman en el último lustro, con un descenso del 47%

Los enlaces civiles superan a los eclesiásticos desde el año 2007 l Dos de cada tres parejas que se casan lo hacen fuera de la Iglesia

Las parejas cada vez se casan menos y los que deciden dar el paso al matrimonio prefieren hacerlo ante un juez o un cargo municipal que ante un sacerdote. Así se desprende de la evolución del balance de los enlaces en Avilés en el último lustro, de acuerdo con las estadísticas que maneja el Registro Civil de los juzgados locales. Tomando como referencia los ocho primeros meses del año, los enlaces han caído en los últimos cinco años un 23 por ciento (de 313 en 2006 a 239 en el año en curso) y las bodas religiosas se desploman un 47 por ciento (de 175 a 92). Así las cosas, dos de cada tres parejas que contraen matrimonio lo hacen ya fuera de la Iglesia.

Fue en 2007 cuando por primera vez los enlaces civiles superaron a las bodas ante el altar, siguiendo una tendencia constatada en otros concejos asturianos pero a la que Avilés se resistía. Ese año un total de 450 parejas contrajeron matrimonio, 237 de la cuales lo hicieron por lo civil y 213 por la Iglesia. Desde entonces, y volviendo a tomar como referente el periodo enero-agosto, el número de bodas ha ido reduciéndose de forma constante y escalonada, si bien la mayor caída la registran los enlaces eclesiásticos.

A lo largo de 2009 tanto las bodas como los divorcios descendieron en el partido judicial, una tendencia que los juristas y letrados achacaron a la crisis. En los cinco primeros meses de 2010, en cambio, los juzgados registraron un nuevo aumento de las separaciones y divorcios, que pasaron en conjunto de 162 a 182.

Lo que continúa en declive es el número de bodas. Entre enero y agosto se inscribieron en el Registro Civil 239 parejas, siete menos que en el mismo período de 2009. Del total, 147 se dieron el «sí, quiero» por lo civil y 92 ante un altar. Así, las bodas eclesiásticas vuelven a registrar un descenso considerable (del 10 por ciento), mientras que las civiles se estabilizan. Las que se mantienen prácticamente inalterables son las preferencias de las parejas en el calendario para dar el paso al matrimonio. La mayoría huye del frío invierno y se descarta el mes de febrero. Sólo diez cónyuges se casaron el pasado febrero y ninguno lo hizo por la Iglesia. Julio lidera hasta ahora el «ranking», con 56 enlaces, y es el mes que registra mayor número de bodas por la Iglesia (32 matrimonios canónicos y 24 civiles). De hecho, éste es el único mes del año en curso en que los enlaces religiosos superan a los civiles. De acuerdo con las estadísticas que maneja el Registro Civil de los juzgados de Marcos del Torniello, 2007 fue el año con mayor número de bodas civiles de los últimos tiempos (un total de 160 entre enero y agosto) y 2006 el que encabezó el balance de matrimonios canónicos (175 en el mismo período).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...