Las almas vuelan en chárter

La touroperadora vaticana estrena línea desde Roma y agencia de viajes en Santiago

En cuestión de meses, la Opera Romana Pellegrinaggi, touroperadora del Vaticano, ha aterrizado de pleno en Santiago. En junio, se hizo con la gestión del hotel de San Martiño Pinario, retirando del negocio a una agencia de viajes compostelana. El 25 de julio abrió una agencia de viajes espirituales en el cotizado local de la Casa do Deán que antes ocupaba la tienda de recuerdos de la universidad. Y ayer llegó al aeropuerto de Lavacolla procedente de Fiumicino el vuelo inaugural de una línea chárter que desde primavera, y al menos durante todo el Año Santo, se va a encargar de transportar almas de Roma a Santiago. A bordo del Boeing 737, propiedad de Air Mistral pero acondicionado ad hoc para uso de San Pedro, se presentó volando como un ángel negro con alzacuellos el administrador delegado de la Opera Romana, el ghanés Caesar Atuire, para participar en el ritual de bendición de la agencia de viajes, que desde julio funcionaba sin bautizar.

El cura, que tiene cuenta en Facebook, celebró antes misa. Una misa larguísima, con botafumeiro, en la catedral. Codo con codo con el arzobispo, el deán y toda la curia compostelana. Y se topó con una suerte de personajes fantásticos, como salidos de otra dimensión espaciotemporal, que luego siguieron sus pasos hasta la sede de diseño de la agencia Peregrinos de Europa. El establecimiento es un proyecto a medias entre el Vaticano y una asociación, Caminos de Europa, fundada en el 82 por alcaldes y particulares para promover los caminos cristianos de Occidente. En la inauguración oficial de la agencia de viajes, estaban los regidores de Portomarín o Sobrado, pero también gobernantes de localidades suecas, polacas, italianas o francesas por las que pasa algún camino sagrado.

Claro que los más fotografiados fueron los caballeros de la Orden de Malta que habían venido desde Ponte de Lima, Braga y Oporto. Presididos por el Conde de Calheiros, asistieron boquiabiertos al vuelo del botafumeiro y luego se pasearon por Santiago con sus túnicas negras bordadas y, en el caso de las mujeres, también con sus mantillas. La orden, que "sigue siendo militar", hace gala de aceptar entre sus filas a las señoras. Una de ellas, ya en la sede de la agencia de viajes cristianos, se le acercó al conselleiro de Cultura, Roberto Varela, y le comentó lo impresionada que venía de ver columpiarse el incensario. "¡Qué fuerza!, en toda Europa no vi nunca nada semejante".

Luego, ya dentro del edificio, Francisco de Calheiros protagonizó con Atuire; el conselleiro; el arzobispo, Julián Barrio; y la presidenta de Caminos de Europa, Carmen Furelos, una ceremonia más bien poco ceremoniosa y bastante caótica. Parece ser que no habían hablado de en qué momento Barrio tendría que abrir el Bendicional y blandir el hisopo. Ella quería primero, pero el deán, José María Díaz, se impuso, y delante del respetable la mujer tuvo que rectificar: "El deán, que aquí es el que más entiende de ceremonias, dice que el obispo bendice al final". Y efectivamente, después de que el conselleiro defendió que Galicia está "preparada para afrontar el Xacobeo 2010 con solvencia, modernidad y espiritualidad", Furelos anunció aliviada: "Ahora tiene la palabra… la bendición". Julián Barrio Barrio dijo que con ese acto inaugural se estaba "poniendo una piedra histórica en la construcción de Europa a través del Camino de Santiago", citó a Ortega y Gasset y a Thomas S. Eliot, y luego roció a los fotógrafos y a los cámaras de televisión con el agua bendita. Más que bendecir el local, bendijo a la prensa.

Después, la comitiva recorrió las flamantes dependencias, que además de agencias de viajes, incluyen una tienda de delicatessen y otra de souvenirs presidida por un busto de Wojtyla. En esta última, además de todo tipo de prendas de vestir amarillas con el sello de la red Caminos de Europa, se venden paños de encaje de Camariñas, acuarelas del Camino y una serie de mini esculturas que al conselleiro le llamaron la atención por su precio: "1.200 euros, ¿pero qué es esto?". "Son de piedra serpentina, y están firmadas por Cándido Pazos", justificó Elisa Rois, secretaria de Caminos de Europa en España.

En Peregrinos de Europa se venden, además, embutidos, tartas, rosquillas, vinos, licores y grelos. De momento, todo viandas gallegas, pero Rois anuncia que habrá "otros sabores de los caminos" que llevan a Roma y a Jerusalén como "el salami de Felino, el prosciutto y el parmesano". Los promotores aseguran que esta agencia, en la que también se podrán asesorar gratis los peregrinos ("jacobeos, romeros y palmeros") que van a pie, que el objetivo es "promocionar las rutas espirituales, también las menos conocidas como la de San Olaf. No Cancún ni el Caribe". Pero en los mostradores de la segunda agencia, después de la de Roma, que han montado a medias la Opera y Caminos de Europa, abundan las guías de campos de golf de Castilla y León.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...