Lanzan una campaña «NiValleNiAlmudena. Madrid sin Franco»

El pasado día 9 de octubre un grupo de colectivos de memoria histórica y de víctimas del franquismo; organizaciones vecinales, políticas, sindicales, culturales… nos reunimos en Madrid para acordar una respuesta colectiva a las pretensiones de la familia Franco de trasladar los restos de dictador a la catedral madrileña de La Almudena, una vez exhumados del Valle de Cuelgamuros.

Estamos convencidos de que los ciudadanos y la sociedad civil organizada no podemos permanecer indiferentes, y de que el Estado debe garantizar que los restos del dictador no se depositen en ningún lugar que pueda considerarse un privilegio o un honor.

Hemos consensuado el texto de una Carta con la intención de hacerla pública, y entregarla próximamente a las autoridades directamente concernidas: Gobierno de la Nación; Arzobispado de Madrid y Ayuntamiento de Madrid.

Se ha convocado una manifestación para el jueves 25 de octubre de 2018 a las 19 horas en Madrid (Puerta del Sol a la Catedral de la Almudena), acción que se acordó realizar en la reunión del pasado 9 de octubre.

Europa Laica se ha unido a esta campaña.


CARTA

Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Presidente del Gobierno
Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid
Manuela Carmena Castrillo. Alcaldesa de Madrid.

Estimados señores. Estimada señora:
Hemos conocido con estupor y enorme indignación la propuesta de la familia Franco de que los restos del dictador, una vez exhumados del Valle de Cuelgamuros, sean trasladados, con honores, a la catedral deLa Almudena en el centro de Madrid.

Franco fue un general golpista que instauró una dictadura y secuestró la soberanía nacional por la fuerza durante 40 años, y el máximo responsable de un régimen de represión y terror ejercido, de múltiplesformas, sobre cientos de miles de personas.

El entierro de Franco en La Almudena, un lugar público a pocos metros de la Plaza de Oriente, donde la dictadura organizaba los actos de exaltación del régimen, supondría una vejación y una humillación para las miles de víctimas del franquismo, para sus familias, y para el conjunto de la sociedad.

Asimismo, si finalmente se enterrase al dictador en La Almudena, la catedral y el centro de Madrid se convertirían en un centro de peregrinación de los nostálgicos del franquismo y de los fascismos europeos, y como respuesta, en un lugar de movilización antifascista.

Ello tendría consecuencias enormemente negativas para la imagen de Madrid, y para la convivencia de los vecinos y vecinas de la ciudad, y sus visitantes.

Una democracia no puede honrar a un dictador, como han expresado reiteradamente los organismos internacionales de Derechos Humanos.

Solicitamos de ustedes, desde las diferentes responsabilidades que ejercen actualmente, que tomen las medidas necesarias para que Franco no sea enterrado en la catedral de La Almudena tras su salida del Valle de Cuelgamuros.

Las asociaciones y colectivos firmantes nos oponemos frontalmente a que este hecho se produzca, y hacemos un llamamiento público a la ciudadanía para que exprese su desacuerdo y se movilice, con el fin de impedir que se consume tal escarnio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...