Laicismo de boca pequeña de Felipe VI: también tendrá su «misa de coronación»

La oficiará Rouco Varela en Zarzuela y asistirán además los Reyes Juan Carlos y Sofía

COMENTARIO: La celebración de una misa en el ámbito privado, con independencia del privilegio que pueda suponer hacerla en palacio y de quienes la oficiaron (arzobispo de Madrid y arzobispo castrense) entra dentro del derecho a la libertad de conciencia y por tanto de las creencias que cada persona pueda tener. Es en el ámbito de lo público donde se mide la verdadera apuesta por la laicidad. La retirada de símbolos (cruces o biblias) en su toma de posesión, así como de ceremonias religiosas, es un ejemplo de laicidad institucional innegable. Que esperemos se siga en el resto de las instituciones públicas, no sólo en las tomas de posesión, sino en la simbología presente en los espacios públicos (escuelas, hospitales, juzgados,…), o la asistencia a actos religiosos como representantes públicos. Su laicidad "real" se vulnerará con la visita "oficial" al Papa católico, con el mantenimiento del arzobispado castrense, con la ofrenda real al apóstol Santiago,… Acaso le planteará a Bergoglio la eliminación de  los Acuerdos, o más bien, que visite España cuanto antes. Lo veremos en pocos días.


La lección de laicismo del nuevo rey no lo es tanto. Tres días después de su proclamación, también tendrá su ‘misa de coronación’, como su antecesor, aunque de tapadillo. Tres días después del acto de proclamación Felipe, Letizia y los Reyes Juan Carlos y Sofía asistirán a una misa privada en la capilla del Palacio de la Zarzuela, según han confirmado fuentes de la Casa del Rey.

La misa será oficiada por el cardenal Antonio María Rouco Varela, y el arzobispo castrense, Juan del Río. No se han dado más detalles sobre otros posibles asistentes, ni se darán, según han precisado las mismas fuentes a EFE, no se tiene previsto facilitar ningún dato sobre esta misa y tampoco se proporcionará imágenes fotográficas o televisivas del acto religioso.

La Casa Real ha justificado que se trata de un acto privado y que han sido los Reyes quienes han querido tener esta misa, tras los actos institucionales de abdicación de Juan Carlos I y proclamación de Felipe VI no han estado acompañados de símbolos o ceremonias religiosas de acuerdo con el carácter aconfesional que marca la Constitución Española.

El carácter aconfesional del Estado también fue esgrimido por el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, cuando fue preguntado sobre cómo encajaba la Iglesia el no tener mayor presencia en el acto de proclamación. El portavoz de la Iglesia dijo que con “normalidad dentro de un Estado aconfesional”. Aunque se mostró convencido de que Felipe continuará la tradición católica de la familia real, aunque “no necesariamente ese día”, y auguró que el Vaticano será uno de los primeros destinos del nuevo Rey.

Así será, el primer destino internacional de los nuevos Reyes será el Vaticano, donde viajarán el próximo día 30 en una visita en la que serán recibidos por el papa Francisco.

Felipe VI ante Rouco

Felipe VI se inclina ante Rouco en el saludo tras su proclamación. Imagen de La Sexta

Archivos de imagen relacionados

  • Felipe VI ante Rouco
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...