La Universidad Católica censuró la conferencia de un educador español

La sede Rosario de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) suspendió una jornada de formación docente al advertir que el libro que allí se iba a presentar contenía una carta dedicada a un profesor homosexual. La actividad iba a ser dictada por el prestigioso pedagogo español Miguel Angel Santos Guerra, el sábado 19 de junio pasado. La obra en cuestión es “Pasión por la escuela. Cartas a la comunidad educativa” (Bonum). Para que el acontecimiento no se concretara hicieron lo suyo el Opus Dei y miembros de la alta jerarquía eclesiástica de la Iglesia Católica. Al final, la editorial religiosa ordenó que se retiren los ejemplares de la venta. “En ninguna parte del mundo me ha pasado algo parecido”, dijo el educador a La Capital.
El reconocido doctor en educación y catedrático de la Universidad de Málaga Miguel Angel Santos Guerra había sido convocado para dar una jornada de formación docente, de 8 a 16 para el sábado 19 de junio pasado. Estaba organizada por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UCA (Rosario) y la Fundación Anfora. Dos días antes de la jornada, la UCA suspendió la actividad “hasta nuevo aviso y por problemas editoriales”.
Los “problemas editoriales” a los que aludían son en realidad dos cartas que incluye el libro publicado en mayo de este año por Bonum. “Carta abierta a un profesor homosexual” (ver página 4) es a la que se mencionó con insistencia al momento de suspender la actividad. En la misma el autor refiere a las dificultades que debe atravesar un profesor homosexual “sobre todo cuando se encuentra —dice— en un contexto institucional conservador y refractante a los cambios. ¿Qué le sucede a un profesor homosexual en un colegio del Opus, por ejemplo?”. El pedagogo supone que la otra carta es la destinada a “un padre objetor”, en referencia a quienes consideran que lo que aprenden los hijos sólo lo pueden decidir los padres.
Según una fuente vinculada con la frustrada actividad y a la que consultó La Capital, “desde el Opus advirtieron estas cartas y mostraron su descontento ante la UCA”, organizadora de la jornada. La UCA se hizo eco de este llamado de atención y sin mucha demora se comunicó con la editorial Bonum y se movió el avispero: Bonum se dio cuenta de lo que “había pasado por alto” y decidió retirar los libros de la venta.
Una prueba de esta decisión es la carta que la editorial envió a la UCA Rosario después de este acuerdo conversado previamente, de manera de garantizar la determinación asumida. En dicho texto (ver aparte) comunica que levantará “absolutamente de la venta la edición del libro en razón del contenido de dos cartas que no fue advertido antes de su publicación y que no podemos avalar”. La nota lleva la firma de la directora de editorial Bonum, Ursula Gremmelspacher, con quien La Capital insistió en comunicarse en varias oportunidades pero sin obtener respuesta.

Qué dicen desde la UCA. De acuerdo con lo relatado por la responsable de prensa de la UCA Rosario, Mariana Verdini, “la editorial envió un comunicado avisando que el libro sería retirado y como uno de los ejes de la actividad (del 19 de junio) era esta presentación, las autoridades decidieron no quedar mal con los inscriptos y suspenderla hasta nuevo aviso”.
Verdini agregó: “La explicación que se da desde la editorial es que no se llegó a corregir a tiempo el contenido. Dicen que quisieron hacer lo mejor y más rápido posible para poder presentarlo y no se llegó a tiempo con una buena corrección. Qué tipo de errores no se dice. La editorial pide disculpas y asume totalmente la responsabilidad. Pero esto es ajeno a la UCA”.
Pero la fuente consultada por este medio, y que se mantiene en reserva, afirmó que el alerta sobre lo que había que “corregir” lo dio el grupo católico Opus Dei a la UCA y esta universidad acordó luego el reclamo con la editorial religiosa.

Perjudicados. Quien respondió a los llamados de este medio fue el responsable de prensa de Bonum, Gonzalo Baggio. “Sé que la suspensión fue por un problema que hubo con la organización de la charla, con la consultora y una entidad religiosa”, dijo en un principio. Luego agregó que de acuerdo a lo que le habían transmitido “el libro se paró por un problema de edición”. “No sé bien cuál es —indicó—, si de encuadernación o de impresión. Sé que lo van a corregir y sacar de vuelta”.
Santos Guerra había sido convocado por la Consultora Network para realizar una serie de conferencias en distintos puntos del país y presentar su libro en la semana del 14 al 19 de junio pasado. Pero para su sorpresa, sobre la marcha se cambió el título de la charla —de “Pasión por la enseñanza” a “Arqueología de los sentimientos”—, luego se levantó la venta del libro y al final la jornada prevista en Rosario. Todo por la advertencia que se hizo desde esta ciudad sobre el contenido de las cartas.
“Nosotros somos la mortadela del sandwich”, dijeron desde la Consultora Network para graficar el lugar que ocupan en esta polémica. “No terminamos de entender cómo y por qué se dio esta situación, para nosotros es una pérdida muy grande”, indicaron. Es que desde la editorial Bonum les exigieron que devolviesen los libros que disponían para su venta en las presentaciones.
Lo que siguió es una cadena inexplicable de censura, actos de intolerancia difíciles de pensar en la Argentina del siglo XXI, en especial cuando el país marcha a dar una muestra más de respeto a los derechos por la diferencia con el tratamiento de la ley de matrimonio entre personas de un mismo sexo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...