La talla de la Virgen de África (en Ceuta) es la figura con más títulos y cargos políticos y militares: Patrona, Alcaldesa Perpetua y Comandante General con los máximos honores

La Virgen de África es la protagonista de la Magna Mariana que este sábado se celebra en Ceuta. La talla del siglo XV es, en pleno siglo XXI, la figura que más títulos y cargos políticos y militares acumula: Virgen, Patrona, Alcaldesa Perpetua y Comandante General con los máximos honores.

«Os envío una imagen de la Virgen, muy devota mía», escribió Hemrique el Navegante en 1421 en la nota que acompañaba a una talla de una virgen que llegó a Ceuta ya con mando en plaza. El piadoso infante portugués regalaba a los ceutíes una talla a la que, a su vez, regalaba su bastón de mando, el ‘Aleo’ ordenando de paso que «cada semana, el día del sábado se diga una Misa y antes de comenzarla se pida a los asistentes en alta voz y por amor a Dios un Padrenuestro y Avemaría por mi alma».

En un rápido resumen, en 1415 desembarcaban en Ceuta las tropas de Juan I de Portugal y tres años después, las bulas de 1418 dejaban puestas las bases para dar a la antigua Medina Sebta categoría de Ciudad (cristiana) y convertir su mezquita en Catedral y determinar su diócesis. Así pues, el 4 de abril de 1418 se celebra el 600 aniversario de la fundación de la diócesis y del título de Ciudad otorgado a Ceuta por el Papa Martín V.

El aleo y la Virgen de África funcionan desde entonces como símbolo de la conquista de Ceuta. El Aleo fue el bastón de mando, (una rama de olivo) que recibió el primer gobernador de la Ciudad, Pedro de Meneses, en el año 1415, de manos del Rey Juan I de Portugal, conminándole a ponerlo en las de la Virgen, una tradición que ha permanecido hasta nuestros días en la figura del Comandante General de Ceuta, que cada año entrega el ‘aleo’ al presidente de la Ciudad en presencia d ela patrona, perpetuando el gesto de Juan I de Portugal.

Un mando en plaza que se reafirmó en 1954 con el nombramiento de la Patrona como alcaldesa a perpetuidad. El 5 de marzo de aquel año, el Ayuntamiento acordaba:  “Se acuerda nombrar a la Santísima Virgen de África, Patrona de la Ciudad, Alcaldesa Perpetua de Ceuta, aceptando con ello la propuesta formulada por el Excmo. Sr. D. Rafael Garcia-Valiño y Marcén, Teniente General del Ejército, Alto Comisario de España en Marruecos y Gobernador general de las Plazas de Soberanía, propuesta que hizo como primer acto efectivo de Hijo de esta Ciudad, en homenaje a su nueva Celestial Madre”.

“Que para evitar duplicidad en los atributos que han de ofrecerse a nuestra excelsa Patrona, y teniendo en cuenta que su imagen, ya porta un Bastón de Mando, sea la Medalla del Alcalde el distintivo que la acredite su condición de Alcaldesa Perpetua de la Ciudad colocándose el escudo de armas de la misma, en el Altar mayor.”

“De los presentes acuerdos se dará cuenta al Excmo. Sr. Alto Comisario de España en Marruecos y Gobernador General de las Plazas de Soberanía y al Excmo. y Reverendísimo Señor Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta”. “Y no siendo otro el asunto a tratar, el Ilustrísimo Señor Alcalde, levanto la sesión a las trece horas y cincuenta minutos, extendiéndose de la misma el presente acta, que firman los concurrentes y de todo lo cual como Secretario, certifico. D. Adolfo Manuel Lupiani Menéndez a 5 de marzo de 1954”.

Un acuerdo plenario que 64 años después se mantiene en pleno siglo XXI, con la Virgen de África como alcaldesa perpetua, ante la que desde 1651 la corporación salida de las urnas renueva su voto ante la imagen religiosa.

Pero la Virgen de África no es solo alcaldesa perpetua., también es ‘comandanta’. AEn la misma época, apenas una década después de su golpe militar Franco decidió recompensar la ayuda divina concediendo “los máximos honores militares” a varias vírgenes, entre ellas a la Patrona de Ceuta. No es el único ser inanimado con rango militar en Ceuta, el Pendón Real tiene honores de capitán general.

Un cargo, el de ‘comandante general de Ceuta que, de todos modos, ya venía dado con el ‘aleo’ y para el que no está preparado ni el diccionario de la Real Academia, que no contempla el femenino de comandante. Aunque hay palabras acabadas en ‘ante’ que cambian a ‘anta’; como infante e infanta o liante y lianta, hay otras cuyo cambio no resulta fácil, como el caso de cantante. Curiosamente la Real Academia de la Lengua acepta la palabra ‘tenienta’ con el significado de mujer con ese grado, sin embargo en el caso de comandanta lo registra como palabra de uso familiar para señalar a la esposa del comandante y precisando que el femenino de esta palabra no es habitual.

Valiosa talla

Más allá de los honores militares y políticos, el verdadero valor de la Virgen de África está en el fervor popular que la abriga y su valor artístico y su antigüedad. La escultura es una talla gótica que se presenta entronizada, sedente y con el cuerpo muerto de Cristo en sus brazos, al estilo del paso de las Angustias o de la Piedad., siendo una de las Vírgenes más antiguas y singulares de España.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...