La Santa sede se prepara para defenderse en los tribunales por la causa abierta en Kentucky contra el Vaticano por las 3 presuntas víctimas de abusos sexuales. En ese proceso se ha pedido la comparecencia de Benedicto XVI para prestar declaración.

La Iglesia austríaca ha iniciado una comisión de investigación. La mayoría de los casos han prescrito. Los repetidos escándalos en el seno de la Iglesia han empujado a muchas víctimas a romper su silencio.

En lo que va de 2010 la Iglesia austríaca ha recibido la comunicación de 566 presuntos casos de abusos sexuales y maltratos perpetrados por religiosos católicos, informan este miércoles los medios austríacos.

El 27% de estos casos son abusos sexuales y el otro 26% maltratosDe esos casos el 27% se debe a presuntos abusos sexuales y un 26% a maltratos, mientras que aún deben de investigarse el restante 47% de las quejas, según datos filtrados de las oficinas de atención a las víctimas en las diócesis austríacas.

La mayoría de los casos ha prescrito, lo que parece indicar que el escándalo de los abusos sexuales dentro de la Iglesia ha empujado a muchas víctimas, que habían guardado silencio hasta ahora, a dar un paso al frente.

El deterioro de la imagen de la Iglesia, subrayado por varias encuestas, puede llevar hasta a otros 70.000 católicos a abandonar su fe, una cifra sin precedentes según los propios cálculos de la Iglesia, indica el diario conservador Die Presse.

En Viena habrá un oficio para que la gente "pueda mostrar sus quejas y decepciones a Dios"El arzobispo de Viena y presidente de la Conferencia Episcopal, Christoph Schönborn, dirigirá este miércoles en la catedral de San Esteban un oficio de penitencia llamado "Dios, estoy furioso" en el que tendrán voz incluso algunas víctimas de abusos.

La celebración estará marcada por "el arrepentimiento" y pretende "dar a la gente la posibilidad de rogar, mostrar sus quejas y decepciones ante Dios, pero también sus esperanzas", explicó la archidiócesis de Viena.

Recientemente Schönborn anunció la creación de una comisión independiente para esclarecer los casos de abusos perpetrados por religiosos.

La comisión está dirigida por una mujer, la política democristiana Waltraud Klasnic, cuya cercanía a la Iglesia ha sido criticada por algunas asociaciones de católicos como inapropiada para dirigir una investigación.

53.216 personas abandonaron el catolicismo en Austria en 2009En 2009 un numero récord de creyentes, 53.216 personas, abandonó el catolicismo en Austria, un 30,9% más que el año anterior. Esta pérdida de creyentes tiene importantes consecuencias para las cuentas de la Iglesia, ya que se financia con las aportaciones ciudadanas a través de los impuestos de quienes se definen como católicos.

La pérdida anual de entre 30.000 a 50.000 creyentes en los últimos 30 años han rebajado el número de católicos en un millón de personas en el país centroeuropeo.

De esta forma el 66% de la población -unos 5,3 millones- se definió oficialmente en 2009 como católico, cuando en 1961 representaban el 87%.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...