La República como solución

Y otra diferencia fundamental «es la laicidad»

Macrino Suárez Méndez nació en Luarca, la capital del concejo de Valdés, el 31 de mayo de 1936, pocas semanas antes de que estallara la Guerra Civil que se llevó por delante la Segunda República. Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de París, trabajó en Francia como investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas. En su parte política, Macrino Suárez fue ministro de Economía en el Gobierno en el exilio de la Segunda República, entre 1971 y 1977, cuando el también asturiano José Maldonado González era el presidente de la República en el exilio. De hecho, Macrino Suárez es actualmente el presidente de la Asociación José Maldonado.

A las 20.00 horas de hoy, en el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón, Macrino Suárez pronunciará una conferencia titulada «La República como instrumento de consolidación de una España democrática». Presentará al conferenciante Conchita Francos Maldonado, licenciada en Historia, profesora y sobrina nieta de José Maldonado. El acto se celebrará en el salón del Centro San Eutiquio, situado frente a la iglesia parroquial Mayor de San Pedro Apóstol. La entrada es libre.

«Lo que quiero exponer en mi intervención», comentó ayer Macrino Suárez, «es la fragilidad que está mostrando la democracia monárquica que tenemos, con problemas que se siguen planteando después de treinta y cinco años desde la Transición, y la democracia no se podrá consolidar hasta que haya una República, pero que venga debido a que el pueblo tome conciencia de que es ciudadano y quiere la República».

En este sentido, Macrino Suárez considera que «lo que sería muy malo para la República es que viniera por otro fracaso de la monarquía, como pasó con las dos primeras, sin que exista una fuerza popular que la apoye».

Pero, ¿están los españoles a favor de un tercer intento republicano? Según Macrino Suárez, «hubo una dictadura en la que se sacó todo lo peor de la Segunda República, todos los males que tenía España pasados y presentes eran culpa de la República… Luego perdimos treinta y cinco años desde la Transición y una de las cosas que más me llamó la atención cuando volví a España es que nadie analizase lo que es una República ni qué inconvenientes y ventajas tiene frente a una monarquía que, además, es ilegítima, ni siquiera tiene la legitimidad monárquica, ya que el heredero del trono no era Juan Carlos, era su padre».

Tras jubilarse, en el año 2002, Macrino Suárez se instaló en Asturias, donde vive desde 2005. Insiste el ex ministro de Economía republicano en el exilio francés que «la República sigue siendo tabú en España y hasta el diccionario de la Real Academia Española sigue teniendo entre sus conceptos que República es un Estado donde por exceso de libertades predomina el desorden y la anarquía».

No obstante, para un veterano republicano como Suárez, «la diferencia fundamental es que democracia significa el poder del pueblo, y en una República, empezando por el jefe del Estado, todos los puestos políticos son elegibles». Y otra diferencia fundamental «es la laicidad». Explica Macrino Suárez: «La laicidad no es sinónimo de ateísmo, es de tolerancia. Cuando en un país hay una religión mayoritaria y no hay laicidad, se están generando ciudadanos de segundo orden, ya que los que pertenecen a esa religión tienen privilegios».

Archivos de imagen relacionados

  • Macrino Suarez ministro republica exilio
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...