La plantilla de la TVG se plantea ir a la huelga el día de la visita del Papa

Deciden mañana movilizaciones «contundentes» . El comité de empresa alerta de que el presupuesto de Crtvg se recortará un 13% en 2011 y el gasto de personal, en cinco

La plantilla del la Compañía de Radio Televisión de Galicia (Crtvg) prepara una movilización "importante y contundente" contra las políticas de personal y el eventual recorte de plazas. El cuándo y el tipo de protesta se decidirá mañana en una asamblea de trabajadores, pero una de las opciones que se está estudiando es la posibilidad de realizar una huelga el 6 de noviembre, el día de la visita del Papa a Santiago y de cuya presencia la TVG se encargará de su retransmisión a una audiencia potencial de 150 millones de personas.

El 6 de noviembre está marcado en rojo en la agenda de la TVG. Desde hace meses la televisión gallega se está volcando en los preparativos de la realización para llevar la imagen del Sumo Pontífice en Galicia a medio mundo. Es una prueba de fuego y una enorme responsabilidad. Y los trabajadores del ente autonómico lo saben y por eso señalan al día de la visita del Papa, conscientes de que, aunque solo sea como amenaza, una huelga para esa fecha tendría un gran efecto sobre la dirección de la TVG por su valor para condicionar las negociaciones.

"El tipo de protesta y la fecha se decidirán en la asamblea, y aunque no hay ninguna decisión tomada al respecto, la visita del Papa está planeando sobre la situación. Está claro que algunos trabajadores propondrán una huelga el 6 de noviembre, pero no hay nada decidido", explica el presidente del comité de empresa de la Crtvg, Santiago Alvite. Lo que sí tiene claro, en todo caso, que se propondrá una movilización "muy contundente".

¿Contra qué? Contra las políticas de personal y el eventual recorte de la plantilla. "En la asamblea vamos a exponer la situación preocupante en la que se encuentra la Crtvg y la necesidad de tomar medidas importantes", sostiene Alvite.

Según denuncia el presidente del comité de empresa, la negociación colectiva se ha paralizado, hay plazas vacantes sin cubrir desde septiembre de 2007, las promociones internas llevan dos años sin celebrarse y además se está procediendo a la reducción de los contratos temporales, que en algunos casos afectan a personas que llevan trabajando diez años para la compañía.

A 31 de diciembre había un total de 443 trabajadores con contratos temporales y actualmente el número se ha reducido a 370, lo que significa un 16% menos.

Pero el comité de empresa teme que el próximo año se acentúe este proceso, anulando la renovación de nuevos contratos.

Santiago Alvite fundamenta esta previsión en que, según la información oficiosa de que dispone, el presupuesto de la Crtvg se recortará en 13 millones de euros en 2011 -actualmente es de 97 millones-, de los que 5 se reducirán de la partida destinada al gasto de personal a la consolidación en sus puestos de ese casi medio millar de trabajadores que tienen contratos temporales, dado que muchos de ellos llevan diez años vinculados a la Crtvg y que varias sentencias han concluido que su relación laboral es ya indefinida.

"Una plantilla de mil personas es ya una cifra ajustada, no está sobredimensionada y es perfectamente asumible", asegura Santiago Alvite, quien apuesta por reforzar la producción propia y reducir la dependencia de empresas externas. Según asegura, el 42% del presupuesto de la Crtvg se dedica a la contratación de programas realizados por empresas privadas. "El PP no cree en la viabilidad de compañía", denuncia el presidente del comité de empresa.

Archivos de imagen relacionados

  • tvg
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...